Diezmos, diezmos, diezmos…

He recibido un mensaje, el cual transcribo y luego respondo.

————————————————————————–

MENSAJE:

hola, puntos y bases biblicas.Dt14:22 -Gn!2:20-Lv27:30-am.4:4-mal.3:8-Lc18:12-He7:2-5-9
1-La biblia es la palabra de Dios. * no de hombre.
2-es un mandato de Dios. *no de el predicador.
3-hay maldicion para quien no lo da. *no para el incredulo.
esto es para el que cree a Dios.
4-Dios no cambia. *el hombre si .

Robara el hombre a Dios? pues vosotros me aveis rovado. y dijisteis:en que te emos robado ?en vuestros diezmoz y ofrendas.Malditos sois con maldicion por que vosotros la nacion toda me aveis robado. traed todos los Diesmoz al alfoli y haya alimento en mi casa;y Provadme ahora en esto, dice Jehova de los ejercitos,si no derramare vendicion sobre vosotros hasta que sobre abunde.

esto si usted o quien sea no lo creemos que mal de nuestra parte ya que todo le pertenece a Dios y el solo quiere vendesirnos nada nos pertenece solo somos mayordomos de Dios sobre la tierra el es Dueño de todo y de lo recivido se su mano es que le damos.

Dios nos da muchas promesas en su palaba, Dios es rico ,solo quiere que le amemos .lo de mas es por añadidura.:) y un consejo de ,mas vienvaenturado es dar que recivir de,de y vera como Dios lo vendice no haga caso al diablo.de verdad que Dios lo bendiga.

———

RESPUESTA:

Hola hermana María.

Gracias por contestar.

Usted cita: Dt.14:22 que dice: “Indefectiblemente diezmarás  todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año.”

A primera vista, podemos ver que el Señor no menciona el dinero sino el producto del grano y que no consiste se trata de un aporte mensual sino anual.

Pero además (como Ud. sabrá) la biblia debe ser leída en su contexto. Descubriendo el verdadero espíritu del mensaje, que pueda contener un versículo determinado, en el entorno de cada pasaje y, aún, de cada capítulo, de cada libro, y del conjunto de libros que integran la palabra del Señor (la Biblia) tal como ha llegado a nuestras manos en nuestros días.

Basta leer el versículo que sigue al que usted plantea para descubrir algo maravilloso:
Dt.14:23 dice: “Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre,  el diezmo de tu grano,  de tu vino y de tu aceite,  y las primicias de tus manadas y de tus ganados,  para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días.
“.

No sólo no menciona en lo absoluto el dinero, sino que (el que lea entienda) le ordena el Señor que él mismo coma dicho diezmo.

El diezmo que en la actualidad se insta a los cristianos a dar y que tantas veces se menciona (desde cualquier púlpito) que es destinado “para la obra de Dios”… ¿lo es en verdad? ¿O termina siendo dilapidado en viajes, efectos de humo y luces, eventos multitudinarios de escaso fruto, y otro tipo de vanidades para engrandecer el nombre de un supuesto “reconocido ministerio”?

No estoy en contra de quienes predican de corazón el evangelio, pero dudo que éste (el evangelio) requiera de adornos o énfasis accesorios. El evangelio es poder en sí mismo !!! Pero eso es entrar en otro tema…

El argumento bíblico para sostener el diezmo que usted menciona (en Dt. 14:22) sólo tiene alcance hasta el versículo que le sigue… Allí muere.

Continúo.

Gn.2:20 dice “Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo;  mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.” No tiene nada que ver con el diezmo.
Por las dudas leí Gn 12:20 por si fue un error de tipeo (ya que ha escrito “!2″), dice: “Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram;  y le acompañaron,  y a su mujer,  con todo lo que tenía.” Tampoco tiene nada que ver con el diezmo.

Sigo…

Lv. 27:30 dice: ” Y el diezmo de la tierra,  así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles,  de Jehová es;  es cosa dedicada a Jehová.”

Pero en el contexto encontramos: Lv 27:34 “Estos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para los hijos de Israel,  en el monte de Sinaí.”

Es necesario comprender que estamos en la etapa de un mejor pacto. Esa ley fue dada a los hijos de Israel. El diezmo ni siquiera figura en el decálogo. Por lo que si debemos guardar cada punto de la ley levítica, no estaríamos andando en la gracia de Cristo. Sólo detente a leer otros preceptos del libro de Levítico, y verás que no cumplimos ni la décima parte de todos los ritos que se plantean allí… ¿por qué? Porque no estamos bajo la ley sino bajo la gracia.

Muchos “grandes hombres de Dios” (les encanta ser llamados así) poseen la mala costumbre de apropiarse de legalismos obsoletos como el del diezmo para enriquecerse y terminar convirtiendo sus congregaciones en verdaderos centros de diversiones.

Sigo…

Otro versículo citado por usted es el de Amós 4:4 que dice: “Id a Bet-el, y prevaricad; aumentad en Gilgal la rebelión, y traed de mañana vuestros sacrificios, y vuestros diezmos cada tres días.”

En este texto, no es precisamente que el Señor esté pidiendo que traigan los diezmos como requisito, sino que está reprendiendo a Israel por su hipocresía. Les desenmascara su falsedad que consistía en su recurrencia al pecado para posteriormente presentarse ante el Señor con los sacrificios y diezmos “cada tres días” como “rito” de pseudo-arrepentimiento ante Dios, pero con el único y claro objeto de regresar cuanto antes a sus caminos de pecado. Es un error considerar este texto como base para una doctrina en relación a la actualidad del diezmo. El texto mencionado no enseña que deba diezmarse.

Sigo…

Otro versículo citado por usted es el de Malaquías 3:8 que dice: “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.”
¿Es un mensaje que el Señor dio a los cristianos neotestamentarios? ¿no es acaso el Señor hablando al pueblo de Israel? Repito, estamos viviendo en los tiempos del nuevo pacto, no del antiguo.
En Malaquías 4:4 dice “Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.” Menciona “ordenanzas y leyes para todo Israel”, queda claro cual es el destinatario de tales ordenanzas y leyes… ¿o deberemos regresar a la ley de Moisés?

Sigo…

Otro versículo citado por usted es el de Lucas 18:12 que dice: “ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.” Aquí Jesucristo está relatando esta hipocresía de un fariseo de quien Jesús mismo menciona en el versículo anterior -Lucas 18:11- que “El fariseo,  puesto en pie,  oraba consigo mismo”, o sea que no estaba orando con Dios, mientras que un publicano, se arrepentía (sin mencionar diezmo alguno) tal como dicen los versículos subsiguientes (Lucas 18:13-14): “Mas el publicano,  estando lejos,  no quería ni aun alzar los ojos al cielo,  sino que se golpeaba el pecho,  diciendo:  Dios,  sé propicio a mí,  pecador.  Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro;  porque cualquiera que se enaltece,  será humillado;  y el que se humilla será enaltecido.” Es cierto, la enseñanza de Jesús no aclara si el diezmo es o no una obligación en este texto, pero sí lo presenta como algo innecesario para el perdón, y peligroso para confiar en él como modo de “estar a cuentas con Dios”.
En aquel momento, no estaba vigente, aún, el nuevo pacto sino que recién entraría en vigencia “al morir el testador” (Ver Hebreos 9:16-17). Pero no se enseña ninguna vigencia en la actualidad de la práctica del diezmo.

Sigo…

Otros versículos citados por usted son los de Hebreos 7:2-5-9 que dice: “a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz”, (v.2). “Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.”, (v.5). ” Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos;”.

Estos pasajes hacen una referencia histórica hacia el uso del diezmo que debía entregarse a los descendientes de Leví que hayan recibido el sacerdocio. Nada se menciona acerca de que los nuevos cristianos deban guardar esta práctica.

Esta referencia histórica se menciona para dar a entender la confianza de Abraham hacia Melquisedec (tipo de Cristo). Pero de ningún modo enseña que deba continuarse con esta práctica en la vida cristiana.

El apóstol Pablo menciona la necesidad de dar, de ser generoso, de dar antes que recibir y de la gran bendición que nos produce el dar y de sostener a aquellos que nos ministran en el Señor. Pero jamás leeremos que se hable apostólicamente sobre la vigencia del diezmo.

Yo me gozo de poder ser un dador generoso, pero prefiero que mi izquierda no sepa lo que hace mi derecha… El ser generoso, y a la vez estar haciendo de ello una publicidad de mi persona, me convierte en un hipócrita, pues no realizo en ese caso una dádiva u ofrenda, sino una “inversión” pretendiendo sacar de ello un provecho.

Es más! ¿Qué sucedería si un ministro del evangelio hace las cosas bien? Me refiero a poner su vida por las ovejas, a cuidarlas, a sustentarlas cuando sea necesario, a acompañarlas cuando éstas lo requieran, a hacer, en pocas palabras, “la obra de Dios”, en lugar de buscar una mayor proyección de su ministerio descuidando a sus ovejas, o de llevar una vida social de un nivel altísimo (y seriamente vergonzoso) por el sólo hecho de “codearse con los ‘grandes’”. Al respecto, me siento en sintonía con Pablo que cierta vez dijo de los que estaban en Jerusalén (Gálatas 2:6) “de los que tenían reputación de ser algo  (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa;  Dios no hace acepción de personas),  a mí,  pues,  los de reputación nada nuevo me comunicaron.”

¡¡¡ Qué conveniente sería que cada hombre del Señor se dedicara a escudriñar las escrituras para conocer cuál sea realmente la verdadera voluntad del Señor (en todos los ámbitos de la vida cristiana, empezando por su propia casa) en lugar de buscar fuera nuevas “revelaciones”, “visiones” y “métodos” copiados, interpretados y aplicados por otros ministros en otras congregaciones !!!

El único medio válido para

El pueblo generosamente traería sus ofrendas a sus pies, gozoso de ver que el fruto de su esfuerzo es administrado realmente con sabiduría de Dios para la genuina extensión del reino, en lugar de aumentar la avaricia de hombres que se ufanan de tener grandes iglesias. En lugar de eso, ven que éstos dilapidan en gastos inútiles, cambiando varias veces de teléfono celular (por el sólo hecho de que “ha salido una nueva versión con más opciones!”), o que cambian de automóvil (porque era algo necesario y – además – es digno del “hombre de Dios”), mientras que si Jesús estuviera entre nosotros, seguiría sin tener en dónde recostar su cabeza.

Muchos de estos “hombre de Dios” siguen estadísticas que les hacen creer que su congregación está creciendo, olvidando que el crecimiento numérico nada tiene que ver con el crecimiento que sólo Dios puede dar, el cual no siempre sigue el mismo ritmo de nuestro deseo carnal de ver una iglesia gigantesca que sea la envidia de otros pastores.

Perdón hermana, por plantear el tema tan crudamente, pero le puedo asegurar que, como decía C.S.Lewis, “lo que nos dicen a la cara, carece de importancia” -por que no siempre son palabras veraces- “sino aquello que escuchamos en los pasillos”, pues la hipocresía se disfraza en vivo y en directo, pero en los camarines, es en donde el actor es como es. Actualmente, los pastores se saludan cordialmente hasta estar de espaldas y allí es posible verles los colmillos, sedientos de una especie de revancha por el éxito que consideran que el otro ministro obtuvo en su obra (qué irónico, creen que es SU obra) y que ellos no alcanzaron. Aplaudiendo los éxitos ajenos (aparentes, obvio) pero deseándolos para sí, como si el Señor les “llamara” a tener su propio edificio para diezmiles.

Le aseguro hermana que no soy un “negativista” o cosa semejante, (aunque no me importa qué puedan opinar los lectores de mi persona que no es lo importante, sino Cristo) sino que si el Señor nos llama a edificar Su iglesia, se refiere a una edificación no hecha de manos humanas, no de edificios. En Lucas 12:18 el Señor nos dice: “Y dijo:  Esto haré:  derribaré mis graneros,  y los edificaré mayores,  y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;” y supuestamente estaba hablando de un hombre que “no es rico para con Dios” (ver versículo 21).

Aún si tuviésemos que ajustarnos a los diez mandamientos, veremos que en ninguno de ellos se menciona el diezmo… aunque sí menciona el guardar el Sábado… que es otro tema apasionante ! Ya que tanto se defiende con uñas y dientes el dogma del diezmo, pero poco se dice de guardar el Sábado, aunque ya se han ocupado los “inspirados hombres de Dios” en cambiar un día por otro, (Sábado por Domingo) cuando la biblia no menciona jamás dicho cambio.

Sólo una última aclaración para tener en cuenta: En las versiones bíblicas: “Nueva Versión Internacional” y “Biblia en Lenguaje Actual”, el día de reposo se menciona como Sábado. Ya en la Reina-Valera de 1960 se hacía referencia al pie en donde aparece el texto, vez tras vez, que “aquí equivale a Sábado”. La pregunta es… ¿el hombre puede cambiar la palabra de Dios? Porque los judíos que no creen que Jesús haya sido el Mesías, siguen guardando el Sábado como día de reposo.

Tengo al respecto una versión histórica interesantísima sobre el motivo que causó el cambio del Sábado por el del Domingo. Y no es precisamente la que estamos acostumbrados a escuchar sobre que “es el día del Señor, porque ese día el Señor resucitó”, sino que tiene más que ver con una cobarde huída de la persecusión romana en donde los cristianos por evitar la cruz, optaron por trabajar los Sábados y celebrar el Domingo el día del Señor.

Ahora bien… No estoy afirmando que el día Sábado deba ser guardado. Pero, el énfasis en el tema del diezmo es algo tan marcado a fuego en la conciencia de los cristianos, basándose por un lado en apreciaciones bíblicas erróneas y fuera de contexto, y por el otro, en una tradición verbal equivocada y “de conveniencia económica”,

Tal parece que en muchos aspectos la palabra del Señor ha sido manoseada de un modo tan diabólicamente sutil, que es imposible regresar a la buena senda.

Gracias al Señor tenemos libertad en Cristo para hablar estos temas y llamar la atención sobre los mismos. Y ¡ay de nosotros si calláramos!

Raimundo Baravaglio
Mensaje de Fuego .Org

About these ads

23 comentarios

  1. Dios lo bendiga querido hermano.le cunto voy al seminario biblico hace 4 años y sus opiniones me parecen correctas y basadas en la palabra.todavia estoy en una etepa de formacion y aprendisaje.sus comentarios son de gran ayuda, mucas gracias. podria responderme algunas preguntas y mandarlas tambien a mi direccion?
    que piensa sobre los judios mesianicos y su codigo real?. hubo gracia en el antiguo testamento?. hay ley en el nuevo testamento? cuales son?

    • Sobre los judíos mesiánicos, los hay con tantas denominaciones y creencias como evangélicos. Ya ve, hermano, que es un trabajo arduo clasificar las ramas evangélicas, menos intentaré descifrar la cantidad de ramificaciones que surgen de los movimientos judío-mesiánicos. Pero a grandes rasgos, ellos guardan la tradición judía junto con la fe cristiana. Es obvio que para la vida cristiana, poco tiene de efectividad la “tradición” sea de donde sea que venga. Pero si ellos son felices, o bien consideran que es su llamado mantener las “formas” para atraer a otros judíos hacia Cristo, pues no me opondré, jajaj. Es más, espero que tengan éxito. Ahora, si no ha sido el Señor quien les mandó seguirle de ese modo pues… ¡carece totalmente de sentido lo que hagan aún cuando sean estrictamente bíblicos desde su punto de vista!.

      La gracia de Dios se manifestó de diversas formas en el Antiguo Testamento porque es la esencia misma del Señor.
      Y sí hay ley en el nuevo:

      Romanos 13:8-10 dice: “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.”

  2. Hola: me da mucha pena cuando veo comentarios sobre temas como el diezmo, y que se hacen sin discernimiento, pues como ustedes comprenderán, en tiempos antiguos no había dinero ni en papel, ni en monedas. Dt. 14:23 ya citado, refleja que el pueblo era eminentemente labrador, es decir se dedicaba a la agricultura, ganadería etc.
    Es lógico entonces, que no se hable de dinero, pregunto:
    Si alguien trabaja en una oficina ¿que va a diezmar? lógicamente que diezmará dinero.
    Ahora bien, si ya no es para nosotros esa parte de la Biblia porque eso fue para Israel, ¿como explicar Efesios 2:11-22?
    Disculpen, pero hay temas tan escabrosos, que es mejor asesorarse si no se tiene el discernimiento para ello,
    Fíjese que Jesucristo en el nuevo Pacto, no se opuso al diezmo sino que lo aprobó.
    Vean Mateo 23:23.
    Ahora bien, ¿cree usted querido lector que la gracia vale menos que la ley? La ley exige el diezmo, la gracia lo exige todo.
    Dios dio todo lo que tenía a su Hijo Jesucristo. Pero los cristianos tacaños (codo o agarrados) reniegan por el diezmo y hacen argumentaciones cual mejores para justificar su poca generosidad.
    Le ruego leer Efesios 4:26

    • Me gusta que plantee el tema Pastor Genaro. También me gusta ver que argumenta contra mi sin conocerme, pues tal parece que plantear el tema del diezmo y las ofrendas, sólo puede venir desde cristianos tacaños (codo o agarrados) como usted menciona.
      Gracias a Dios soy generoso y lo hago sin que mi izquierda se entere. Mi recompensa de tales actos vendrá de Él.
      Si tanto se aferra a las doctrinas legalistas (entre las que se encuentra el diezmo), imagino que guardará el Sábado, que es un mandamiento escrito por Dios con su dedo en las tablas de la ley y que jamás Jesús lo abrogó, sino que lo cumplió evitando resucitar ese día!!!
      Espero que busque más del Señor al respecto, y evite leer a terceros. Él es quien le dará revelación. No olvide que muchos libros de los cuales se estudia en el seminario, vienen de hermanos con los mismos errores que se repiten, enseñan y se aumentan horrorosamente durante siglos !

    • Por falta de conocimiento perecio mi pueblo. si realmente estudiaran la biblia y la historia con resecto aL Diezmo se darian cuenta de la verdad.
      El diezmo levitico era para cuatro propòsitos. a los levitas , a los del mismo pueblo, a los pobres cada tres años y el diezmo del diezmo dado de los levitas a los sacerdotes. ninguno de estos es practicado por el diezmo actual. la mayoria de congregaciones las utilizan para otras cosas y varias se las dan a los pastores cosa que no es biblica ya la iglesia primitiva se sostenia de las ofrendas. tanto el versiculo 7 de hebres como el de mateo se referian al diezmo levitico que estaba vigente en ese tiempo. los judiios dejaran de diezmar despues de la destruccion del templo en el año 70.
      no hay ninguna prueba biblica o de historia donde se diga que la iglesia primitiva diezmaba. ademas para su conocimiento el diezmo de dinero lo imposo la iglesia catolica en el consejo de lyon.

    • Jesus en ningun momento aprobo el diezmo no se sañhga de contexto el le hablaba a un practicante de la ley el cual todavia diezmaba, notece que le dice diezmo de productos no de dinero. simplemente le dice que continue diezmando, pero que es mas importante la justica misericordia. no tome la biblia fuera de su contexto poeque por eso hay tantas falsas doctrinas

  3. soy un fielpracticante dela ofrenda y no del diezmo porque no es biblico. y dejemo decirle que el señor a prosperado y de un simple ayudante de fabrica pase a un negociante bendecido 190 veces mas de lo que era. y mi pastor y mienbros de la iglesia dan testimonio de esto.

  4. Nuestro Señor Jesucristo cumplió toda ley y él dijo dar a Dios lo que le pertenece y a Cesar lo de Cesar.Pero la diferencia que la ley codena más Jesús nos hace libre al morir en la cruz porue fuimos comprados con su sangre la cual redime al pecador.

  5. En cuanto a lo que dijo el hermano genaro, quiero aclarar que si existia algo parecido a dinero, ya que si usted lee tanto la biblia, debe haber leido en la ley del Diezmo que Jehova mando a que si el lugar donde se deberia diezmar quedaba lejos que vendieran todo por precio y que cuando llegaran lo volvieran a comprar.Por tanto queda despejada la duda. No era dinero sino especias, animales, etc

  6. Mis queridos hnos. y hnas. hoy es 15 de Octubre 2010, he entrado al internet para reforzar un poco mas mi tema de Diezmo. este domingo tengo que predicar en la Iglesia de Cristo en lo que el ha encardo a cada uno de los Pastores, sabes al leer cada linea de los que Uds. escriben; me hace reflexionar nuestra Iglesia esta en los Andes de Peru 2700 mts s.n.m, yo creo fervientemente que estamos bajo la Gracia eso indefectiblemente es una verdad, y la verdad el deseo de nuestro corazon y es que nuestros hnos aprendan hacer dadivosos y no imponer nada, jamas, debemos enseñar la Palabra entera y completa (todo el concejo de Dios).Lo que puedo encontrar es que hay fervientes seguidores de defender el diezmo y otros no por el contrario solo pensamos en ofrendas, ahora sopesemos las cosas que es mucho mas amplio LA GRACIA O LA LEY, pues bien me gustaria saber de cada uno de Uds. los reto a escribir una linea respondiendo esta pregunta 1.- ¿Su Ofrenda es mas que su Diezmo, recuerden que estamos bajo la GRACIA? 2.- ¿ Tu Diezmo es del tamaño de la GRACIA?

    • Hermano Agustín. Espero que aquella haya sido una velada inolvidable. En cuanto a sus preguntas, me limito a decirle que no hay dinero en este mundo que pueda cubrir la deuda que cada uno posee con Dios.
      Lo máximo que podemos darle a Dios es nuestro 100%.
      Lo que no está bien es la enseñanza del diezmo como rito obligatorio que, de no cumplirse, “acarreará maldición” como dicen algunos citando el libro de Malaquías muy fuera de su contexto.
      Así de simple es el asunto. Debemos procurar conocer más a Dios y predicar las buenas nuevas. Por lo demás, todo está hecho!
      Que el Señor le bendiga!

  7. Primero quiero saludarles en el nombre de nuestro Dios Todopoderoso a cada uno de los lectores..

    Dos cosas
    La primera a cerca del SABADO, mi hermano lamentablemente no seras salvo por guardar el SABADO el cristianismo no es un dia cada dia debe ser adoracion a Dios todos los dias debemos ponernos a cuentas con el les comento con respecto a una historia un dia se encontraron un ADVENTISTA con un CATOLICO, el catolico le dice como haces tu para estar a cuentas con Dios para pedirle perdon cuando pecas. y el ADVETISTA le responde yo espero a que llegue el dia SABADO voy a la iglesia y ahi arreglo mis cuentas con Dios, y este le dice la misma pregunta al CATOLICO y tu como haces para arreglar y estas a cuenta con Dios y el CATOLICO ledice yo espero a que llegue el domingo, voy a la misa y ahi le pido perdon a Dios y estoy a cuentas con El…..
    Mira mi hermano porque no hacerlo en el mismo momento que uno peca pedirle perdon a Dios en el instante porque Dios es Omnipresente, el esta en cada momento con nosotros sus hijos y el no esta simplemente el SABADO o el DOMINGO el esta cualquier dia a cualquier hora dispuesto a perdonarte y a ayudarte cuando tu lo necesites.Ademas dice la biblia que seremos salvos por gracia, esto significa que no importa a que iglesia vayas si tu eres fiel con Dios y estas en paz con todos pues no va a valer si fuiste a la iglesia 25 anios y 1 anio si manana viene Dios y hoy estoy mal he pecado estoy apartado de el me voy a ir al infierno asi haya ido toda mi vida a la iglesia y que quiza por ahi alguien fue borracho toda su vida por decir y hoy se arrepiente y se convierte a Dios y manana viene Dios pues este se ira con el por eso no importan los dias cada dia deberia ser como si manana JEsus vendria
    Dios los bendiga abundantemente

    • Hermano, simplemente planteo el tema del Sábado, para contrastarlo con la durabilidad neotestamentaria de la enseñanza del diezmo.
      Mi planteo es el siguiente:
      Si me dicen que el diezmo está vigente por el motivo que sea, planteo que me informen en qué punto dejó de estar vigente la observancia del día Sábado.
      No existe respuesta válida. Porque dicen que Jesús no respetó el día Sábado, con lo cual no tienen idea de lo que representaba el día Sábado para los judíos.
      Que lo que Jesús hiciera, aparentara romper la observancia del día Sábado, no significa que esto fuera así. Jesús guardó el Sábado mientras vivió porque debía dar ejemplo y cumplió con TODA la ley, sin omitir nada. Lo que sí no respetó, fueron las creencias y dogmas de los fariseos que buscaban ocasión de echarle mano para matarlo antes de tiempo.
      Tanto es así, que no resucitó el Sábado, sino que lo hizo el Domingo. Hasta este punto, guardó el Sábado.
      Pero le comento, hermano, que no guardo el Sábado. Simplemente enseño lo que dice la palabra de Dios para dar a conocer cuán equivocados estamos a veces sobre algunos temas.
      Muchas veces aceptamos cosas como ciertas, cuando en realidad, ignoramos voluntariamente lo que la palabra de Dios dice.
      En el período neotestamentario no hay ningún rito o requisito externo que deba cumplir el hijo de Dios para ser recibido en casa. Que el Señor le bendiga.

  8. Es tan triste ver como personas que supuestamente buscan a Dios ataquen el plan financiero del Señor para extender su reino como es el Diezmo,si bien es cierto que no dice que diezmemos ,tampoco dice que no lo hagamos,si yo como cristiano quiero hacerlo porque me nace del corazon hacerlo en reconocimiento a la obra hecha por Dios en mi vida,pregunto es pecado,es pecado si con mi diezmo un siervo de Dios paga un pasaje para ir de un lugar a otro a predicar la palabra,o si se compra una muda de ropa para vestirse,yo creo que no,dejen tranquilas las personas que se identifican con el diezmo al fin y al cabo es algo tan personal con Dios que no amerita discusiones como estas que leo.Dios los bendiga.

    • Amado, nadie te impide dar el diezmo. Lo que se plantea es la necesidad de dejar de decir desde los púlpitos que es una cosa obligatoria y que acarrea “maldición” como se cita en el Antiguo Testamento, porque, gracias al Señor, vivimos en la etapa del Nuevo Testamento, pues el testador ha muerto para que vivamos este período de gracia inmerecida.
      Haz lo que consideres oportuno según la luz que el Señor te haya dado. Pero recapacita en esto: El Señor te pedirá cuentas sobre el modo en que administraste tus ingresos. No podrás decirle que pusiste esa responsabilidad en un tercero porque le diste tus diezmos a él (pastor, líder o lo que fuere) sino que esperará una respuesta tuya para saber cómo te condujiste con todo lo que Él te dio: dinero, recursos, fuerzas, vida!
      El plantear lo “obligatorio” del diezmo es lo que se ha hablado aquí.
      Y que ha sido nocivo para muchos predicadores, no me cabe la menor duda, pues sus ingresos han ido tan lejos que se han puesto a predicar cosas que nada tienen que ver con el evangelio.
      Tampoco nadie dice que el predicador no deba vestir bien. Pero… convengamos que un traje económico no es tan mala prenda, y permite que otros hermanos puedan verse beneficiados con lo que se ahorró al comprar eso, en lugar de un traje Europeo de primera línea que es unas 1000 veces más caro que el que te he mencionado.
      ¿Te parece locura lo que digo? Sin embargo, ya veremos en Aquel día, cuando muchos digan: “¿Cuándo te vi enfermo y no te visité? ¿Cuándo estuviste hambriento y no te alimenté?”.
      En aquel momento nuestros ojos verán grandísimas sorpresas.
      Que el Señor te bendiga y se siga revelando a tu vida.

  9. Dios los bendiga espero que lean esto,en el antiguo testamento,los diezmo eran para la tribu de levi y se exigia el diez por ciento de todo hasta de las tierras que les fueron repartidas a las 11 tribus y Jehova lo hizo asi para que de verdad se interesaran en el templo ,ya que al no tener tierra no sembrarian ni criarian ganado,por lo tanto no tenian de que vivir,solo por servir al señor recibian lo que Dios habia ordenado ,pero esto fue para los de la tribu de levi y no se podia levantar ningun sacerdote que no fuera de esa tribu, para cambiarlo todo aparece el Señor Jesucristo que es descendiente de la tribu de Juda,por eso el no pide diezmo ni enseña a los discipulos a cobrarlos,la tribu de juda si tenia posecion, cuando le dijo a los fariseos ustedes diezman el anis,el comino,etc le dijo notese la palabra esto era…señalando tiempo pasado notelo bien eraaa,tiempo pasado repito ¿a quien constituye el SEÑOR REYES y SACERDOTE ? respondo a su IGLESIA ,si usted es sacerdote le tocan los diezmo, segun la LEY, no para una sola persona si tuvieramos que DIEZMAR todavia como lo enseñan horita,nos toca a todos por igual, cuando dice en MALAQUIAS ustedes la nacion toda me a robado ,acuso solo a ISRAEL no incluyo a las naciones o a la IGLESIA DEL SEÑOR, el apostol no le enseño esto a las Iglesia el le dice a los corintios, no les e pedido nada lo que me hizo falta me lo trajeron los hermanos de Macedonia..que DIOS los bendiga

  10. bendigo a todos mis hermanos. Estoy estudiando el tema, yo he dado muchas veces el diezmo. donde me congrego la corporacion lo cree asi.No juzgo al que lo da ni tampoco condeno al que no lo da. Solo ruego a Dios que nos ayude cada dia a serle Fiel a El. Pero ya tengo un pensamiento mas claro respecto al tema.El Diezmo es de la ley. si yo doy el diezmo tendria que cumplir toda la ley, y no estamos bajo la ley sino bajo la gracia. Ademas en muchas ocaciones se predica es que si no damos los diezmos seremos maldecidos. en galatas 3:13 dice Cristo nos redimio de la maldicion de la ley, Cristo no me maldice todo lo contrario el me bendijo en lugares celestiales. bendiciones-

    • Tal cual Juan. Y voy más lejos. ¿No debemos dar el diezmo? Algunos se preguntarán: ¿Y cuánto debo darle a Dios?
      Realmente, a Dios, debemos darle el 100%. Pero debemos ser sabios. Si tenemos comunión con Él, Él nos indicará cómo, dónde y a quién darle nuestra ofrenda.
      Particularmente, creo lo que escuché del pastor de mi congregación, el cual es un verdadero ejemplo cristiano a seguir por muchos líderes. Quiero comentar el porqué digo esto, para que se entienda bien y no se malinterprete. El pastor de mi congregación, trabaja en forma secular. Posee un excelente ingreso. Con sus ingresos cubre con todos los gastos de la congregación. Alquiler, luz, impuestos, entre otros gastos. Solicita que se den ofrendas, pero sólo las dan los hermanos que así lo desean al salir o entrar a la congregación, en unos buzones colocados para ese fin.
      En ningún momento se insiste en forma cansadora sobre el dar, aunque lo enseña porque es bíblico y sano que así se haga. Me refiero a que no se hostiga a los hermanos a que se sientan mal si no tienen para dar, o si no desean dar en ese momento. Él principalmente, no utiliza dinero de la iglesia para sus gastos personales. No toca un centavo para gastos propios.
      En su lugar, utiliza parte de las ofrendas para cubrir algunos gastos de la congregación y en ocasiones, en ayudar a algún hermano que esté pasando necesidad (tal como enseña la palabra).
      En una oportunidad le escuché comentar lo siguiente: “Es necesario que den. Dios quiere que sean generosos. Pero no les estoy pidiendo que dejen su dinero aquí. Quizá el Señor esté queriendo que le den algo de su dinero a una persona hambrienta en la calle, o que le compren comida o abrigo a algún necesitado, que verá el amor de Dios reflejado en ese acto. Aún, es posible que el Señor les guíe a dejar su ofrenda en otra congregación por algún motivo específico. Hay que estar receptivos a la voz del Espíritu Santo, quien nos guiará sobre el modo en que debemos administrar aquellos ingresos o bienes que Él ha puesto en nuestras manos”.
      Somos administradores de la gracia de Dios, pero debemos movernos en Su voluntad.
      Hay mucho para decir respecto del dar, del diezmo y demás. Pero una cosa es segura: A Dios le debemos el 100% de nuestras vidas. No nos pide el 10%, quiere el 100%.
      Pero también quiere que estemos atentos a Su guía en cada caso. No tomemos decisiones emocionales, sino espirituales.
      Mayormente debemos brindar apoyo a los de la familia de la fe. Pero también al resto. Veamos que el Señor murió por justos y pecadores. Hace salir su sol y hace llover, sobre justos e injustos. No hace acepción de personas. No debemos hacerlo nosotros.
      Que el Señor les bendiga!

  11. Alguien me podria explicar entonces como es que la iglesia (grupo administrativo) va a tener dinero para pagar los gastos esenciales tales como la luz, el agua, la electricidad, la basura el drenaje, el telefono, la aseguranza, los materiales de escuela dominical…. yo soy un pastor no asalariado y tambien como pastor soy el administrador de la iglesia y dejeme decirles que pasamos muchas penas por causa de que los miembros han leido comentarios como estos y ahora no quieren diezmar… yo quiciera saber entonces como es que vamos a mantener un buen testimonio como iglesia sin atrazarnos en los pagos basicos si no hay entrada de diezmos en la iglesia… por favor diganme como ustedes lo hacen pues yo no conosco otro medio por el cual la iglesia se pueda menear a menos que no me propongan que tengo que ir a diferentes organizaciones y pedir limosna para cubrir los gastos porque mis miembros no creen en diezmo?

    • Amado pastor. Si la obra es del Señor, dé por seguro que Él mismo hará que nunca falte para lo necesario. Y digo “lo necesario” porque en ocasiones se espera contar con más de lo necesario para “no hacernos problema”. Pero ¿qué ocurriría si el Señor esperase que cada día esperemos el maná? Estoy seguro que entiende de lo que le hablo.
      Varios pastores y ministros me han consultado por este tema. Insista con las ofrendas, hermano. No me cabe duda que, si sus ovejas VEN la obra que el Señor está haciendo, darán a manos llenas para sostenerla. Pero para que las ovejas sean fieles en las ofrendas, es necesario mantener un testimonio de humildad, que lleve una vida modesta y se prive de aquellas cosas a las que sus ovejas tampoco tienen acceso.
      Me refiero a que, un automóvil puede ser necesario. Pero no necesariamente deba ser el último modelo. “Contentaos con lo que tenéis” decía Pablo. Y esa es la característica de un buen siervo de Dios. No posee cuentas de dinero exuberantes, no hace gastos innecesarios, cubre las necesidades de los hermanos más débiles. Alimenta a las ovejas que no están en buena posición económica.
      Las “últimas tendencias” de las “iglesias modernas” es apuntar a un modo de vida egoísta, centrado en la “prosperidad”, en la autosuficiencia y autosuperación. ¿Qué tal si la preocupación principal suya pasara a ser cuánto conoce al Señor? ¿Qué tal si la palabra “buscad primeramente el reino de Dios y todas las demás cosas os serán añadidas” se cumple en su vida, en su familia y en su ministerio en primer lugar?
      ¿Ustedes pasan “muchas penas” porque sus ovejas han leído mensajes como este? Me encantaría tener una conversación a solas con usted para decirle que el Señor no abandona a Sus hijos.
      No hay nada en este mundo que le pueda suceder que Él no lo permita. ¿No será momento de sacar alguna reflexión de los acontecimientos que le suceden en la congregación?
      ¿Opina que una buena interpretación de la biblia es nociva para “su ministerio”? Yo creo que lo mejor es buscar al Señor en oración y estudio profundo de las escrituras a solas. Sin maestros que le empujen a creer lo que la biblia NO dice. Y el Señor, que es fiel y verdadero, lo llevará a conocer TODA verdad.
      Hay muchísima más bendición en dedicarse por entero a las cosas de Dios, que en preocuparse por cuestiones meramente humanas.
      Le puedo asegurar que cuando quite sus ojos de lo administrativo, y ponga ENTERAMENTE sus ojos en Cristo, en Su obra, en Sus enseñanzas, las aplique primero en su vida y pueda con gozo transmitirlas a la congregación, correrán ríos de bendición (y no hablo del área económica) y lo administrativo, se manejará prácticamente solo.
      ¿Es suya la iglesia? ¿O es la iglesia del Señor? Pues, entonces, administre con sabiduría los recursos que llegan a su mano, pero no se esfuerce por lograr recursos. Los frutos llegan sin esfuerzo alguno. ¿Ha visto alguna vez a una higuera esforzarse por hacer crecer un higo? Simplemente sigue el curso natural de crecimiento y el fruto llega solo. Así debe ser en la iglesia del Señor.
      Le repito. Si los hermanos ven su esfuerzo y su dedicación en la obra del Señor, mencione los gastos que son necesario cubrir y solicite que los hermanos ofrenden de su corazón. Jamás los presione! Si el Señor está con usted, los alfolíes se llenarán según Su voluntad, y Él multiplicará el rendimiento del dinero.
      Pero la mirada debe estar en las cosas de arriba, no en las de aquí abajo.
      El Señor le bendiga y traiga una revelación para mantenerse al margen de las apostasías que han minado las congregaciones de la actualidad.

    • Pablo hacia tiendas de campañas junto a Priscila y Aquila que tambien eran ministros de la palabra. Es muy sencillo, Dios no mando a nadie a que se reuniera en templos suntuosos o que le fabricaran templos. El solo quiere que su pueblo se congregue para adorarlo. El lugar no importa.Si se ruinieran en las casas o en los parques, asoteas, playas, etcetera, todo ese dinero que se malgasta en esas utilidades serian dados a los necesitados.

  12. le felisito hermano gracias por dar a conocer las verdades biblicas, es muy facil salirse del contexto para aser su propio pretexto, la biblia no nesecita interprete ella es su propio interprete
    Dios le bendiga

  13. Los mercaderes de la fe y el diezmo de salvación:
    Los Diezmos son un punto neurálgico para la mayoría de los líderes congregacionales. Ellos defienden esta doctrina a capa y espada. Lo más triste es que esta practica esta causando graves daños al cuerpo de Cristo. Aquellos creyentes que deciden levantar sus voces en contra; reciben una reprimenda y se les acusa de falsos y divisivos.
    Veamos que dice la biblia acerca de este tema.
    Todos sabemos que un texto sin contexto es un mero pretexto y que no podemos hacer una doctrina de un solo versículo. A continuación iremos analizando cada texto donde se habla del Diezmo para poder tener una idea clara y objetiva de lo que significa.
    Lo primero que debemos saber es que el Diezmo formaba parte de las leyes ceremoniales así como las ofrendas. Creo que todos estamos de acuerdo en que las leyes ceremoniales han cesado. Entonces ¿Por qué hay tantos y tantos “maestros” que insisten en mantener vigente la practica del Diezmo?
    Lo primero es saber que es el diezmo:
    El diezmo según la enciclopedia libre Wikipedia (Proviene del latín decimus) Decima parte.
    En la palabra encontramos cuatro tipos de diezmo:
    El primero era el “diezmo levítico” y estaba constituido de dos partes. Este diezmo era integro para los levitas que como ya sabemos no tenían heredad. Ellos servían a los sacerdotes en el templo. Luego los levitas debían dar la decima parte de los diezmos a los sacerdotes.
    Números 18:21-24
    21 Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. 22 Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. 23 Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. 24 Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.

    El segundo diezmos era un “diezmo de fiesta”. Y consistía en la celebración del pueblo israelita en los lugares escogidos por Dios para ofrecer holocausto y adoración a El.

    DEUTERONOMIO 12

    1 Estos son los estatutos y decretos que cuidaréis de poner por obra en la tierra que Jehová el Dios de tus padres te ha dado para que tomes posesión de ella, todos los días que vosotros viviereis sobre la tierra. 2 Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso. 3 Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y sus imágenes de Asera consumiréis con fuego; y destruiréis las esculturas de sus dioses, y raeréis su nombre de aquel lugar. 4 No haréis así a Jehová vuestro Dios, 5 sino que el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis. 6 Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas; 7 y comeréis allí delante de Jehová vuestro Dios, y os alegraréis, vosotros y vuestras familias, en toda obra de vuestras manos en la cual Jehová tu Dios te hubiere bendecido. 8 No haréis como todo lo que hacemos nosotros aquí ahora, cada uno lo que bien le parece, 9 porque hasta ahora no habéis entrado al reposo y a la heredad que os da Jehová vuestro Dios. 10 Más pasaréis el Jordán, y habitaréis en la tierra que Jehová vuestro Dios os hace heredar; y él os dará reposo de todos vuestros enemigos alrededor, y habitaréis seguros. 11 Y al lugar que Jehová vuestro Dios escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los votos que hubiereis prometido a Jehová. 12 Y os alegraréis delante de Jehová vuestro Dios, vosotros, vuestros hijos, vuestras hijas, vuestros siervos y vuestras siervas, y el levita que habite en vuestras poblaciones; por cuanto no tiene parte ni heredad con vosotros. 13 Cuídate de no ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres; 14 sino que en el lugar que Jehová escogiere, en una de tus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos, y allí harás todo lo que yo te mando.

    15 Con todo, podrás matar y comer carne en todas tus poblaciones conforme a tu deseo, según la bendición que Jehová tu Dios te haya dado; el inmundo y el limpio la podrá comer, como la de gacela o de ciervo. 16 Solamente que sangre no comeréis; sobre la tierra la derramaréis como agua. 17 Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos; 18 sino que delante de Jehová tu Dios las comerás, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita que habita en tus poblaciones; te alegrarás delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus manos. 19 Ten cuidado de no desamparar al levita en todos tus días sobre la tierra.

    El tercer diezmo, era el “diezmo de los pobres”: Este diezmo consistía en que cada tres años el diezmo de ese tercer año seria destinado para alimentar a las clases más vulnerables. Las viudas, los huérfanos, extranjeros y los levitas.
    Deuteronomio 14:28-29
    28 Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. 29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.
    Encontramos aun otro diezmo que debía ser dado al rey: Cuando los hijos de Israel comenzaron a clamar al profeta Samuel por un rey; Jehová se enojo mucho y les dejo claro como seria entonces cuando este rey estuviera gobernando sobre ellos. Algo de lo que este rey haría seria reclamar para si el diezmo de todos los productos de la tierra, y de los animales del campo.
    1 de Samuel 8:15-17
    15 Diezmará vuestro grano y vuestras viñas, para dar a sus oficiales y a sus siervos. 16 Tomará vuestros siervos y vuestras siervas, vuestros mejores jóvenes, y vuestros asnos, y con ellos hará sus obras. 17 Diezmará también vuestros rebaños, y seréis sus siervos.
    También encontramos otro diezmo llamado el “diezmo de los diezmos” que los levitas debían diezmar el diez % de los diezmos recibidos a los sacerdotes.
    También debemos conocer que los sacerdotes no diezmaban.
    Números 18:25-28
    25 Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 26 Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Jehová el diezmo de los diezmos. 27 Y se os contará vuestra ofrenda como grano de la era, y como producto del lagar. 28 Así ofreceréis también vosotros ofrenda a Jehová de todos vuestros diezmos que recibáis de los hijos de Israel; y daréis de ellos la ofrenda de Jehová al sacerdote Aarón.

    Tenemos ahora una pregunta si cada seis años se descansaba de toda obra y no se recogían los diezmos que suceden con este aspecto en las congregaciones que defienden el cumplimiento de la ley del diezmo.

    Hoy existe una opinión dividida respecto a este tema y es que algunos piensan que se debe pagar los diezmos de acuerdo al pacto Abrahámico; los otros piensan que debe ser de acuerdo a la ley Mosaica.
    De todas formas lo que hoy en día se hace no tiene nada que ver con ninguna de las dos maneras de recoger los diezmos.

    A continuación veremos algunos pasajes que son citados usualmente para validar el Diezmo en nuestros días.

    Génesis 14
    Melquisedec bendice a Abram
    17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey. 18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dió Abram los diezmos de todo. 21 Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti los bienes. 22 Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, 23 que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram; 24 excepto solamente lo que comieron los jóvenes, y la parte de los varones que fueron conmigo, Aner, Escol y Mamre, los cuales tomarán su parte.

    En este pasaje vemos que Abraham Diezmó todo lo que obtuvo como botín de guerra. El entregó a Melquisedec los diezmos de todo el despojo de la guerra contra Quedorlaomer y los reyes que lo acompañaban. Abraham no se quedo ni siquiera con un hilo, tal y como dice la escritura. Acaso se aplica este ejemplo a nuestros días, no lo creo. En la biblia no se encuentra ningún otro pasaje donde Abrahan allá vuelto a dar los diezmos a Melquicedec. Aquí vemos que el dio todo y no el diez %. Lo que Abraham diezmó no provenía de sus riquezas personales que eran muchas incluso mucho antes de diezmar.

    Antes de proseguir con el caso de Abraham veamos otro pasaje donde se hace alusión al diezmo.

    Génesis 28
    18 Y se levantó Jacob de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, y la alzó por señal, y derramó aceite encima de ella. 19 Y llamó el nombre de aquel lugar Bet-el, aunque Luz era el nombre de la ciudad primero. 20 E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

    Como usted podrá ver este pasaje nos revela que el diezmo prometido por Jacob a Jehová fue condicionado a un beneficio que el esperaba de parte de Dios. Aunque creemos firmemente que Jacob recibió todo lo que esperaba recibir, la palabra no hace alusión de ello. Tampoco dice como, cuando y donde Jacob cumplió con su promesa. A parte de este pasaje, nunca más se habla acerca de Jacob y la practica del Diezmo

    Las leyes ceremoniales fueron dadas en el monte Sinaí a Moisés mucho después de que Abraham diezmera o que Jacob hiciera su promesa de diezmo a Dios. Antes de que estas leyes fueran dadas al pueblo de Dios ya ellos las practicaban. Recordemos que los hombres ya buscaban el rostro de Dios desde mucho antes y le conocían… Génesis 4:26 Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová…También encontramos que los holocaustos y ofrendas que eran parte de las leyes ceremoniales ya se practicaban desde antes… Génesis 8:20 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar…Lo que quiere decir que aunque las leyes ceremoniales aun no se habían escrito ya existían en el corazón de los hombres que buscaban a Jehová. Estas leyes eran enseñadas por los padres a sus hijos de generación en generación. Existen varios pasajes que hablan de ofrendas, sacrificios y holocaustos a Dios, pero del Diezmo solo tenemos dos; en uno de ellos se diezman los despojos de guerra y en el otro no queda claro si se hizo o no.

    En los siguientes pasajes se habla por primera vez del Diezmo, ya como ley.

    Levítico 27
    30 Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová. 31 Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. 32 Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová. 33 No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados.

    Aquí podemos ver que lo que se diezmaba era el producto de la tierra, el fruto de los arboles y la simiente de los animales. En ninguna porción se hace referencia al dinero.

    Numero 18
    21 Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. 22 Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. 23 Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. 24 Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.

    Aquí por primera vez se deja conocer quienes son las personas encargadas de recibir los diezmos. Los descendientes de la tribu de Leví fueron designados por Dios para el sacerdocio y para recibir los diezmos; ya que ellos no tenían heredad. Ellos recibían el 10 % de lo producido por el resto de las tribus de Israel. En nuestros días los judíos no reciben los diezmos por no tener claro quienes son los descendientes de Leví. ¿Cómo es posible que entonces los líderes religiosos congregacionales reclamen los diezmos para si?
    Deuteronomio 14
    La ley del diezmo
    22 Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. 23 Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tú Dios todos los días. 24 Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, 25 entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; 26 y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. 27 Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. 28 Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. 29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.
    Nuevamente vemos que el diezmo se requería solamente en especias, grano, vino, aceite, el primer fruto de las manadas y el ganado. En ninguna porción de estos versículos se hace alusión al dinero. Se menciona el dinero solo en aquellos casos que quedara muy lejos el lugar que Jehová hubiere escogido. Pero el dinero solo seria usado para vender y comprar el producto que se iba a diezmar. Aquí en este pasaje queda desmentido lo que muchos alegan y se trata de que según algunos en aquel tiempo no hubiera dinero. Para Dios era de suma importancia que las personas desvalidas pudieran recibir una alimentación apropiada. Esta encomienda se les dio a los levitas que recibían el diezmo que compartían con estas personas (Viudas, extranjeros, huérfanos).
    El dinero existía, y cuando se hacia necesario el pueblo daba ofrenda voluntaria para las necesidades de la obra de Dios.

    ÉXODO 25

    1 Jehová habló a Moisés, diciendo: 2 Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda. 3 Esta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata, cobre, 4 azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, 5 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia, 6 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático, 7 piedras de ónice, y piedras de engaste para el efod y para el pectoral. 8 Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. 9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis.

    Exodo 36:3
    Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, para hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana.

    A continuación un pasaje que iremos dividiendo para una mejor comprensión.

    DEUTERONOMIO 26

    1 Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da por herencia, y tomes posesión de ella y la habites, 2 entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre. 3 Y te presentarás al sacerdote que hubiere en aquellos días, y le dirás: Declaro hoy a Jehová tu Dios, que he entrado en la tierra que juró Jehová a nuestros padres que nos daría. 4 Y el sacerdote tomará la canasta de tu mano, y la pondrá delante del altar de Jehová tu Dios. 5 Entonces hablarás y dirás delante de Jehová tu Dios: Un arameo a punto de perecer fue mi padre, el cual descendió a Egipto y habitó allí con pocos hombres, y allí creció y llegó a ser una nación grande, fuerte y numerosa; 6 y los egipcios nos maltrataron y nos afligieron, y pusieron sobre nosotros dura servidumbre. 7 Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres; y Jehová oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestro trabajo y nuestra opresión; 8 y Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte, con brazo extendido, con grande espanto, y con señales y con milagros; 9 y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, tierra que fluye leche y miel. 10 Y ahora, he aquí he traído las primicias del fruto de la tierra que me diste, oh Jehová. Y lo dejarás delante de Jehová tu Dios, y adorarás delante de Jehová tu Dios.

    En esta porción se hace una explicación de cómo debería procederse en cuanto al Diezmo. Según la escritura cada uno de los Israelitas debían presentarse delante del sacerdote con su canasta con las primicias de todos los frutos; y una vez allí hacer una remembranza de la manera poderosa en que Dios los saco de Egipto y los trajo a la tierra que fluye leche y miel. Recordemos que estos productos estaban destinados para los levitas y sus familias. Como podemos ver nada de esto corresponde a lo que hoy vemos en las congregaciones.

    11 Y te alegrarás en todo el bien que Jehová tu Dios te haya dado a ti y a tu casa, así tú como el levita y el extranjero que está en medio de ti. 12 Cuando acabes de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero, el año del diezmo, darás también al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda; y comerán en tus aldeas, y se saciarán. 13 Y dirás delante de Jehová tu Dios: He sacado lo consagrado de mi casa, y también lo he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, conforme a todo lo que me has mandado; no he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos. 14 No he comido de ello en mi luto, ni he gastado de ello estando yo inmundo, ni de ello he ofrecido a los muertos; he obedecido a la voz de Jehová mi Dios, he hecho conforme a todo lo que me has mandado. 15 Mira desde tu morada santa, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel, y a la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres, tierra que fluye leche y miel.

    En este pasaje encontramos algo a lo que nunca se hace referencia. Como habíamos dicho el diezmo era destinado para alimentar a los levitas y sus familias; también las viudas, los huérfanos y los extranjeros se beneficiaban de ello. Cada tres años se debía recoger un diezmo del cual seria alimentados los extranjeros, las viudas y los huérfanos de manera muy especial. Acaso este es el uso que se le da a los diezmos que hoy se recogen en las congregaciones cristianas.

    2da de crónica
    5 Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra; trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas.
    Otro pasaje donde se hace referencia al diezmo. Nuevamente vemos que es en frutos de la tierra, granos, vino, aceite y miel.

    Nehemías 10
    28 Y el resto del pueblo, los sacerdotes, levitas, porteros y cantores, los sirvientes del templo, y todos los que se habían apartado de los pueblos de las tierras a la ley de Dios, con sus mujeres, sus hijos e hijas, todo el que tenía comprensión y discernimiento, 29 se reunieron con sus hermanos y sus principales, para protestar y jurar que andarían en la ley de Dios, que fue dada por Moisés siervo de Dios, y que guardarían y cumplirían todos los mandamientos, decretos y estatutos de Jehová nuestro Señor. 30 Y que no daríamos nuestras hijas a los pueblos de la tierra, ni tomaríamos sus hijas para nuestros hijos. 31 Asimismo, que si los pueblos de la tierra trajesen a vender mercaderías y comestibles en día de reposo, nada tomaríamos de ellos en ese día ni en otro día santificado; y que el año séptimo dejaríamos descansar la tierra, y remitiríamos toda deuda. 32 Nos impusimos además por ley, el cargo de contribuir cada año con la tercera parte de un siclo para la obra de la casa de nuestro Dios; 33 para el pan de la proposición y para la ofrenda continua, para el holocausto continuo, los días de reposo, las nuevas lunas, las festividades, y para las cosas santificadas y los sacrificios de expiación por el pecado de Israel, y para todo el servicio de la casa de nuestro Dios. 34 Echamos también suertes los sacerdotes, los levitas y el pueblo, acerca de la ofrenda de la leña, para traerla a la casa de nuestro Dios, según las casas de nuestros padres, en los tiempos determinados cada año, para quemar sobre el altar de Jehová nuestro Dios, como está escrito en la ley. 35 Y que cada año traeríamos a la casa de Jehová las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol. 36 Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios; 37 que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; 38 y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro. 39 Porque a las cámaras del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino y del aceite; y allí estarán los utensilios del santuario, y los sacerdotes que ministran, los porteros y los cantores; y no abandonaremos la casa de nuestro Dios.

    En este hermoso pasaje podemos ver el mismo principio del diezmo. Notemos que además el pueblo agregó a esta ley, apartar la tercera parte de un siclo para contribuir con la obra de la casa de Dios. Esta ofrenda se usaría para el pan de la proposición y para la ofrenda continua, para el holocausto continuo, los días de reposo, las nuevas lunas, las festividades, y para las cosas santificadas y los sacrificios de expiación por el pecado de Israel, y para todo el servicio de la casa de Dios. Lo que quiere decir que esta cuota que el pueblo decidió agregar a la ley ya establecida del diezmo, era para cubrir las necesidades que no eran alimentarias como las que anteriormente mencionamos. Aquí queda claro que el diezmo era solamente en alimentos y que además los israelitas daban ofrendas para el sostenimiento de la obra de Dios.
    Malaquías 3
    El pago de los diezmos

    6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. 7 Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? 8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

    Este pasaje es el más usado por los que quieren a toda costa preservar la práctica del Diezmo.
    Queda claro que el diezmo pertenece a las leyes ceremoniales y que estas fueron abolidas al morir Jesús en la cruz. Aquí Jehová se esta refiriendo al pueblo o nación de Israel.
    El apóstol Pablo refiriéndose al sacrificio hecho por Jesús en la cruz expreso:

    (Ef. 2:15). “aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas”.
    En este pasaje el apóstol evidentemente se estaba refiriendo al cumplimiento y finalización de las leyes ceremoniales. El continúo sacrificio, las ofrendas quemadas, las leyes humanitarias, sanitarias, civiles, las leyes alimentarias y todas las otras leyes ceremoniales incluyendo al diezmo.
    Mateos 23
    23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

    Aquí al leer este pasaje los defensores del Diezmo dejan por sentado que Jesús estaba defendiendo el diezmo. Veamos que aquí el tema que se esta tratando no es el diezmar, sino que los fariseos que eran unos diezmadores estrictos, se habían olvidado de lo más importante de la ley: La justicia, la misericordia y la fe. Si ponemos atención veremos que Jesús se refiere a la menta, el eneldo y el comino como los productos diezmados. No resulta curioso que no se hace alusión al dinero.
    Hebreos 7
    1 Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, 2 a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; 3 sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. 4 Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.
    5 Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. 6 Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas. 7 Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor. 8 Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. 9 Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; 10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.

    11 Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? 12 Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley; 13 y aquel de quien se dice esto, es de otra tribu, de la cual nadie sirvió al altar. 14 Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. 15 Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, 16 no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible. 17 Pues se da testimonio de él:

    Tú eres sacerdote para siempre,
    Según el orden de Melquisedec.

    18 Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia 19 (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.

    Este pasaje es otro de los que hace alusión al diezmo. Aquí vemos que no es el Diezmo el tema central, sino el sacerdocio de Cristo que era según la orden de Melquisedec. Nuevamente vemos como se habla de la abrogación de las leyes ceremoniales por su ineficacia. Este pasaje no autoriza en nada a que los líderes congregacionales se acojan al derecho de recibir los diezmos de nadie. Notemos que Cristo era sacerdote según la orden de Melkisedec.

    1 de corintios 9
    8 ¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley? 9 Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, 10 o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. 11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? 12 Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros?

    Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. 13 ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

    15 Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta mi gloria. 16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!

    17 Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada. 18 ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.
    En este pasaje que muchas veces es usado para aprobar que los lideres vivan de los diezmos. El apóstol Pablo si bien hace referencia a las palabras de Moisés, en verdad lo que esta queriendo enseñar es que un verdadero creyente no debe vivir del evangelio sino por el evangelio. El se ponía a si mismo de ejemplo. El apóstol Pablo trabajaba junto a otros apóstoles fabricando tiendas. Esto lo hacia para no abusar de su derecho en el evangelio. No queremos invalidar las palabras de Moisés, sino reiterar las de Pablo.
    HECHOS 18

    1 Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. 2 Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos, 3 y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas.
    Priscila y Aquila eran ancianos que pastoreaban una iglesia local que se reunía en su casa. Ellos eran fieles colaboradores de Pablo y buscaban su sustento con sus propias manos.
    Como hemos visto hasta ahora no existe un solo pasaje en la biblia que avale la recogida de diezmos en dinero de ningún creyente. Ahora bien El principio del cristianismo es dar, por tanto cada creyente debe dar conforme haya dispuesto en su corazón. El la biblia desde el pacto antiguo hasta el nuevo pacto encontramos numerosos pasajes que demuestran como debemos dar para la obra y que de esto Dios se agrada.
    Éxodos 35
    El pueblo trae la ofrenda

    20 Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés. 21 Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras. 22 Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová. 23 Todo hombre que tenía azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, pieles de carneros teñidas de rojo, o pieles de tejones, lo traía. 24 Todo el que ofrecía ofrenda de plata o de bronce traía a Jehová la ofrenda; y todo el que tenía madera de acacia la traía para toda la obra del servicio. 25 Además todas las mujeres sabias de corazón hilaban con sus manos, y traían lo que habían hilado: azul, púrpura, carmesí o lino fino. 26 Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduría hilaron pelo de cabra. 27 Los príncipes trajeron piedras de ónice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral, 28 y las especias aromáticas, y el aceite para el alumbrado, y para el aceite de la unción, y para el incienso aromático. 29 De los hijos de Israel, así hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón voluntario para traer para toda la obra, que Jehová había mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová.

    1 CRÓNICAS 29

    1 Después dijo el rey David a toda la asamblea: Solamente a Salomón mi hijo ha elegido Dios; él es joven y tierno de edad, y la obra grande; porque la casa no es para hombre, sino para Jehová Dios. 2 Yo con todas mis fuerzas he preparado para la casa de mi Dios, oro para las cosas de oro, plata para las cosas de plata, bronce para las de bronce, hierro para las de hierro, y madera para las de madera; y piedras de ónice, piedras preciosas, piedras negras, piedras de diversos colores, y toda clase de piedras preciosas, y piedras de mármol en abundancia. 3 Además de esto, por cuanto tengo mi afecto en la casa de mi Dios, yo guardo en mi tesoro particular oro y plata que, además de todas las cosas que he preparado para la casa del santuario, he dado para la casa de mi Dios: 4 tres mil talentos de oro, de oro de Ofir, y siete mil talentos de plata refinada para cubrir las paredes de las casas; 5 oro, pues, para las cosas de oro, y plata para las cosas de plata, y para toda la obra de las manos de los artífices. ¿Y quién quiere hacer hoy ofrenda voluntaria a Jehová?

    6 Entonces los jefes de familia, y los príncipes de las tribus de Israel, jefes de millares y de centenas, con los administradores de la hacienda del rey, ofrecieron voluntariamente. 7 Y dieron para el servicio de la casa de Dios cinco mil talentos y diez mil dracmas de oro, diez mil talentos de plata, dieciocho mil talentos de bronce, y cinco mil talentos de hierro. 8 Y todo el que tenía piedras preciosas las dio para el tesoro de la casa de Jehová, en mano de Jehiel gersonita. 9 Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente.

    10 Asimismo se alegró mucho el rey David, y bendijo a Jehová delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová, Dios de Israel nuestro padre, desde el siglo y hasta el siglo. 11 Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. 12 Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 13 Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre.

    14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos. 15 Porque nosotros, extranjeros y advenedizos somos delante de ti, como todos nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra, cual sombra que no dura. 16 Oh Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo. 17 Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada; por eso yo con rectitud de mi corazón voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que tu pueblo, reunido aquí ahora, ha dado para ti espontáneamente. 18 Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel nuestros padres, conserva perpetuamente esta voluntad del corazón de tu pueblo, y encamina su corazón a ti. 19 Asimismo da a mi hijo Salomón corazón perfecto, para que guarde tus mandamientos, tus testimonios y tus estatutos, y para que haga todas las cosas, y te edifique la casa para la cual yo he hecho preparativos.

    Esdras 3:5-7
    5 además de esto, el holocausto continuo, las nuevas lunas, y todas las fiestas solemnes de Jehová, y todo sacrificio espontáneo, toda ofrenda voluntaria a Jehová. 6 Desde el primer día del mes séptimo comenzaron a ofrecer holocaustos a Jehová; pero los cimientos del templo de Jehová no se habían echado todavía. 7 Y dieron dinero a los albañiles y carpinteros; asimismo comida, bebida y aceite a los sidonios y tirios para que trajesen madera de cedro desde el Líbano por mar a Jope, conforme a la voluntad de Ciro rey de Persia acerca de esto.

    Esdras 8:24-28
    24 Aparté luego a doce de los principales de los sacerdotes, a Serebías y a Hasabías, y con ellos diez de sus hermanos; 25 y les pesé la plata, el oro y los utensilios, ofrenda que para la casa de nuestro Dios habían ofrecido el rey y sus consejeros y sus príncipes, y todo Israel allí presente. 26 Pesé, pues, en manos de ellos seiscientos cincuenta talentos de plata, y utensilios de plata por cien talentos, y cien talentos de oro; 27 además, veinte tazones de oro de mil dracmas, y dos vasos de bronce bruñido muy bueno, preciados como el oro. 28 Y les dije: Vosotros estáis consagrados a Jehová, y son santos los utensilios, y la plata y el oro, ofrenda voluntaria a Jehová Dios de nuestros padres.
    ÉXODO 36

    1 Así, pues, Bezaleel y Aholiab, y todo hombre sabio de corazón a quien Jehová dio sabiduría e inteligencia para saber hacer toda la obra del servicio del santuario, harán todas las cosas que ha mandado Jehová.

    Moisés suspende la ofrenda del pueblo

    2 Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto Jehová sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella. 3 Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana. 4 Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía, 5 y hablaron a Moisés, diciendo: El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga. 6 Entonces Moisés mandó pregonar por el campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más; 7 pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba.

    Aquí vemos en este pasaje que cuando el pueblo da de la abundancia y bondad de su corazón, no es necesario imponer leyes para obligar a darle a Dios los que es de El.
    De cómo debemos dar u ofrendar también está ampliamente expuesto por Dios en las cartas del apóstol Pablo a las iglesias, veamos:
    (Romanos 15:26-27)
    26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. 27 Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales…

    (1ra CORINTIOS 16:1-4)
    1 En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. 2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. 3 Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén. 4 Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo…

    (2 CORINTIOS 8:1-24)
    1 Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; 2 que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. 3 Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, 4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. 5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios; 6 de manera que exhortamos a Tito para que tal como comenzó antes, asimismo acabe también entre vosotros esta obra de gracia. 7 Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. 8 No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro. 9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. 10 Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis antes, no sólo a hacerlo, sino también a quererlo, desde el año pasado. 11 Ahora, pues, llevad también a cabo el hacerlo, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tengáis.
    12 Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene. 13 Porque no digo esto para que haya para otros holgura, y para vosotros estrechez, 14 sino para que en este tiempo, con igualdad, la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, para que haya igualdad, 15 como está escrito: El que recogió mucho, no tuvo más, y el que poco, no tuvo menos. 16 Pero gracias a Dios que puso en el corazón de Tito la misma solicitud por vosotros.
    17 Pues a la verdad recibió la exhortación; pero estando también muy solícito, por su propia voluntad partió para ir a vosotros. 18 Y enviamos juntamente con él al hermano cuya alabanza en el evangelio se oye por todas las iglesias; 19 y no sólo esto, sino que también fue designado por las iglesias como compañero de nuestra peregrinación para llevar este donativo, que es administrado por nosotros para gloria del Señor mismo, y para demostrar vuestra buena voluntad; 20 evitando que nadie nos censure en cuanto a esta ofrenda abundante que administramos, 21 procurando hacer las cosas honradamente, no sólo delante del Señor sino también delante de los hombres. 22 Enviamos también con ellos a nuestro hermano, cuya diligencia hemos comprobado repetidas veces en muchas cosas, y ahora mucho más diligente por la mucha confianza que tiene en vosotros. 23 En cuanto a Tito, es mi compañero y colaborador para con vosotros; y en cuanto a nuestros hermanos, son mensajeros de las iglesias, y gloria de Cristo. 24 Mostrad, pues, para con ellos ante las iglesias la prueba de vuestro amor, y de nuestro gloriarnos respecto de vosotros…

    (Hechos 2:43-47)
    43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo…

    (Hechos 4:32-35)
    32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. 33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos. 34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, 35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad…

    (Hechos 20:35)
    35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir…

    (Romanos 12:13)
    13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad…

    (2 CORINTIOS 9:1-15)
    1 Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba; 2 pues conozco vuestra buena voluntad, de la cual yo me glorío entre los de Macedonia, que Acaya está preparada desde el año pasado; y vuestro celo ha estimulado a la mayoría. 3 Pero he enviado a los hermanos, para que nuestro gloriarnos de vosotros no sea vano en esta parte; para que como lo he dicho, estéis preparados; 4 no sea que si vinieren conmigo algunos macedonios, y os hallaren desprevenidos, nos avergoncemos nosotros, por no decir vosotros, de esta nuestra confianza. 5 Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como de exigencia nuestra. 6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; 9 como está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre. 10 Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, 11 para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios. 12 Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; 13 pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; 14 asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros. 15 ¡Gracias a Dios por su don inefable!…

    (Hebreos 15:15-16)
    15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. 16 Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios…

    “En todos los pasajes anteriores tenemos como un común denominador que las ofrendas para los santos en Cristo Jesús eran tenidas como gratas a los ojos de Dios. No vemos en ningún pasaje que se haga alusión de obligatorio cumplimiento.

    Tristemente vemos que el hablar en las congregaciones de creyentes en Cristo es muy diferente a la manera en la que el apóstol Pablo le hablaba a la primera iglesia.

    Muchos líderes y autonombrados apóstoles usan términos peyorativos y descalificadores para nombrar a los que no diezman u ofrendan haciendo de esta práctica de la ley su principal enseñanza; pudiéndose notar que no existe un solo día de reunión en el que no hagan énfasis del diezmo. Los estudios y sermones de esta ley ocupan más tiempo que el que se dedica a las doctrinas básicas del evangelio de salvación.

    Muchos de estos sermones van cargados de amenazas condenatorias. La mayoría del dinero recaudado en base al diezmo no se le da el uso para el cual supuestamente estos líderes dicen serán destinados.

    El principio del cristianismo es ofrendar y no se concibe un buen cristiano que no ofrende. Ahora bien estas ofrendas están destinadas para socorrer a los necesitados, viudas, huérfanos, extranjeros y para sostener la obra del ministerio. Siempre dando con alegría de corazón y no por obligación o ley que no sea otra que la gracias de Dios en nosotros”.

    Salmos 51:16-17
    Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría. No quieres holocausto. Los sacrificios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.
    Dios se agrada más de un corazón contrito que de toda la fortuna de este mundo.
    Ahora que has leído este estudio, puedes tomar una decisión. Si antes lo hacías por desconocimiento, ahora puedes arrepentirte y pedirle a Dios que te guie por el camino correcto. Si aun así quieres seguir en tu error ya no queda otra opción que una expectativa de juicio por parte de Dios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 628 seguidores

%d personas les gusta esto: