Opinión sobre el campo

He copiado un texto extraído del diario electrónico “Pulso Cristiano”, en relación a diversas posiciones sobre el paro del campo. Posteriormente planteo mi visión del asunto.Reacciones evangélicas y religiosas por el lock out de empresarios ruralistas
El conflicto entre el Gobierno nacional y organizaciones empresarias ruralistas que rechazaron medidas oficiales con un lock out inédito que se prolongó por tres semanas y provocó desabastecimiento de alimentos y cortes en el autotransporte de pasajeros y mercaderías, motivó diversas reacciones de entidades evangélicas y religiosas. Aquí, una síntesis de esas reacciones, cuyos textos completos pueden solicitarse a documentos@pulsocristiano.com.ar :

1 – La federación ACIERA llamó a la reflexión, para que se sienten ambos sectores en una mesa de negociación a los efectos de poner fin a este conflicto. En un comunicado, la entidad expresó su disposición pastoral para colaborar en cualquier proceso que tienda al diálogo y a la paz de los argentinos.

2 – La Federación de Consejos Pastorales de la Provincia de Buenos Aires afirmó que “la falta de diálogo de ambas partes –gobierno y sector del campo–, nos ha preocupado profundamente, ya que oramos por una Argentina unida, solidaria y pujante y creemos que se puede lograr”.

3 – La Convención Evangélica Bautista Argentina expresó “su profundo anhelo que la situación que hoy nos enfrenta como argentinos, finalice y que mediante el diálogo maduro y responsable se puedan generar las propuestas que permitan superarla”.

4 – Las Iglesias Reformadas en Argentina emitieron una carta pastoral donde recordaron a las entidades patronales ruralistas que “la tierra es de Dios y que su finalidad es ser instrumento de bendición para el conjunto”.

5 – La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas de la Argentina expresó en un comunicado “su profunda preocupación por la escalada de violencia y división en el país” a causa de la medida empresaria y la respuesta del Gobierno.

6 – La Confraternidad Argentina Judeo Cristiana exhortó a dejar de lado las apetencias personales y pensar en “nuestra bendita Nación, que nos está reclamando sensatez, cordura, equilibrio, justicia y un diálogo profundo y sincero”.

7 – El Diálogo Ciudadano, un espacio integrado por diferentes credos y organizaciones de la sociedad civil, invitó a la sociedad a superar el “momento de tensión y reflexionar acerca de la importancia del diálogo y la convivencia pacífica”.

Hasta aquí las diversas posiciones y opiniones por parte de las distintas organizaciones religiosas.

Yo considero el diálogo como un fluir ordenado y a su tiempo de palabras entre dos o más personas.

No es un diálogo si no escucho a mi interlocutor.

No es un diálogo si me paro en una tarima o palco para decir lo que me venga en gana en contra de ficticios enemigos, a los cuales me encargo (por las dudas) de intentar dejarlos mal parados ante el resto de la opinión pública.

Existen varios actores en este escenario de la actualidad Argentina.

Los productores del campo (agro, avícolas, ganaderos, sojeros, etc), los políticos del gobierno, los políticos opositores, los gremialistas, el periodismo y la gente común.

Mientras se continúe con esta parodia, en donde un sector sólo se les dice: “Shhh…”, a todo el resto de los actores, sin dar la más mínima señal de que algún día serán atendidas sus propuestas, será difícil hallar soluciones al conflicto.

No estoy del lado de ninguno, ni quiero ponerme a favor de nadie. Sólo digo lo que está a la vista. Desde cualquier punto, es posible ver un lado bueno y un lado malo.

La gente del campo plantea cuestiones lógicas con palabras respetuosas y sin agresiones (excepto, por supuesto, lo agresivo que resulta un desabastecimiento de alimentos en el país).

Los gobernantes, con sus discursos más pensados para el bombo que para pacificar la situación, echando más leña al fuego en una clara señal de su pobreza de ideas.

Los gremialistas, que cuando las políticas del gobierno de turno no son las de su propia ideología, son capaces de empujar hasta la destitución a cualquier candidato. Pero cuando lo desean se convierten en los más oficialistas y amantes de la democracia.

Los periodistas, amantes y predicadores de la “independencia” de la información, dando vergonzosas concesiones y volcándose 24 horas enteras hacia un único mensaje. (Ignoro si se habrá tratado de real censura, tal como denunció la oposición).

La oposición, que aparece tan unida (pero sólo en los momentos de caos) para hacer leña del árbol caído, o bien, para arrimar voluntades y esperar sacar ventaja de ello. El resto de los años de gobierno, sólo se dedica a armar bloques de poder pensando en sus propias posiciones electoralistas futuras.

La gente común, que en vísperas de una inflación galopante (y ante la mirada perdida de autoridades que parecieran vivir en una burbuja mágica de eterna felicidad y repleta de bellas pompas cristalinas de auto-elogios y dudosos “logros”) sale a la calle a expresar su desencanto con aquel tipo de proyecto que en un momento creyó, casi ingresando a esa misma burbuja mágica por unos instantes, pero del cual despierta con el sabor de haber sido nuevamente estafada en su buena fe.

Estos son los actores. La trama de esta realidad, atravesó feliz su introducción. Actualmente se encuentra en un nudo complejo de desatar y se avisora un desenlace oscuro.

Conociendo la materia prima con que se cuenta, en este desenlace es posible esperar cualquier cosa. Puede tener un final triste, como puede tener un final feliz, y cualquiera de estos puede durar años…

Todo depende de un diálogo. Sentarse a conversar. Discutir proyectos.

La tregua es de 30 días…

Perdón… Ya casi pasó un día entero, comienza la cuenta regresiva, sólo faltan 29.

El Señor permita que esta tierra tan bendecida por Su mano pueda devolver a quien la trabaja el fruto del trabajo de sus manos. Que el Señor arranque todo tipo de mentira de la boca de quienes deben arremangarse y ponerse a trabajar, en lugar de dedicar su tiempo a dar discursos.

Gracias por esta tierra tan rica, Señor. Danos sabiduría para que nos alcance a nosotros y también para que podamos compartir con otros pueblos arrasados hoy por hambrunas en todo el mundo.

Danos generosidad y coherencia al administrar los recursos de Tu creación para hacer justicia al pobre y al hambriento.

Danos inteligencia para tomar decisiones sabias y no caer en la arrogancia de los necios.

Proveenos las herramientas para alcanzar metas de bendición que incluyan a todos, y no sólo a unos pocos.

Amén !

Raimundo Baravaglio
http://www.mensajedefuego.org

..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s