Obligados a diezmar?

El siguiente texto lo recogí textual del blog FOROEKKLESIA: http://www.foroekklesia.com/showthread.php?t=70765

Lo transcribo porque el tema sigue… y sigue, y sigue despertando apoyos y rechazos… Como si hubiese algo que discutir al respecto. Como si aún no existiera revelación en el pueblo de Dios como para discernir qué es lo que dice o no la Palabra de Dios al respecto. Como si aún no se pudiese saber qué piensa Dios sobre el daño que el exceso de dinero hace en algunos hombres de Dios que se dicen portadores de “nuevos rumbos” o “nuevas visiones” para la iglesia, cuando el evangelio es tan sencillo y cuando Jesús nunca cambia…

Los dejo con el texto para su reflexión:

Como Iglesia de Jesucristo que somos: ¿Estamos o no estamos obligados a diezmar? Esta es una pregunta que casi todos nos hacemos hoy en día, puesto que muchísimos pastores y predicadores están vociferando en las iglesias, en las radios y en diferentes medios, que la Iglesia de Jesucristo está obligada a diezmar o en caso contrario llevar sobre si la maldición de la ley. ¿Es esto lo que enseñan las Sagradas Escrituras?

¿Por qué muchos pastores y líderes de diferentes denominaciones hoy en día quieren imponer la ley del diezmo sobre la iglesia? Es muy común entrar a una iglesia, sea pentecostal o bautista y encontrar al pastor predicando y profiriendo a la iglesia la maldición de Malaquías 3:9. ¿Pero porque los pastores fallan en explicar a quien está dirigida dicha maldición? ¿Está dirigida al pueblo de Israel o a la Iglesia de Jesucristo? ¿O es que el pueblo de Israel y la Iglesia de Jesucristo son la misma cosa? ¿No es Cristo el mediador de un nuevo pacto? o ¿Seguimos estando sujetos a la ley Mosaica?

Uno de los principales argumentos de los que quieren imponer la ley del diezmo a la iglesia es que el diezmo es anterior a la ley. ¿Es cierto esto? Genesis: 14:20 dice que Abram entrego a Melquisedec los diezmos de todo. Preguntémonos: El diezmo que dio Abram, ¿fue voluntario?, ¿o fue exigido?. Está claro que fue una acción voluntaria por parte de Abram, no había ninguna ley que le obligara a hacerlo, y claramente no había ninguna maldición que callera sobre él en caso de no hacerlo. Sin embargo hoy en día, no se enseña el diezmo como algo voluntario, sino como algo exigido. El solo hecho de pretender exigir al creyente hacer una obra es contrario al nuevo pacto establecido por nuestro Señor Jesucristo: La gracia.

La segunda persona que aparece en la Biblia que haya diezmado fue Jacob, Génesis 28:20 dice que Jacob hizo voto, diciendo: “Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová sera mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartare para ti.” Aquí la Escritura nos dice que Jacob hizo un voto a Dios, ahora un voto es algo que uno ofrece a Dios de manera voluntaria, una vez mas esta promesa que hizo Jacob fue totalmente voluntaria, sin una ley que le obligara ni una maldición que le pudiera caer en caso de no hacer el voto. Una vez que hizo su voto a Dios entonces si estaba obligado a cumplir.

Ni el caso de Abram, ni el caso de Jacob nos enseñan que diezmar sea obligatorio. Diezmar se hace obligatorio únicamente bajo la ley. Solamente los que estaban bajo la ley, estaban a la vez obligados a cumplir la ley del diezmo y no solamente esta ley, sino todas las demás leyes.

Números 18:24 dice “Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.” Esta es la ley del diezmo, nótese, que los diezmos legítimamente establecidos en la ley pertenecen a una tribu en particular, no se podían entregar diezmos a cualquier persona, únicamente a los levitas. ¿Donde es que ocurre la transición y bajo la autoridad de quien es que se transfiere el derecho de receptor del diezmo de manos de los levitas a manos de los pastores? Jesucristo nunca hizo tal transferencia, jamás instruyo a sus discípulos a cobrar el diezmo y a subsistir de ello. El apóstol Pablo quien fundó la mayoría de las iglesias entre los gentiles nunca instruyo que se diezmara para el sostenimiento de los pastores ni de la obra, únicamente instruyo sobre dar voluntariamente. Ninguno de los otros apóstoles jamás instruyeron a la iglesia a diezmar, entonces ¿Quien o quienes son los que han quitado el derecho al diezmo de manos de los levitas para transferirlo a los pastores? No fue Jesucristo, no fue Pablo, no fue Pedro, no fue Juan, no fue ninguno de los otros apóstoles, quienes fueron? Fueron los mismos pastores modernos de hoy en día. La iglesia católica también cobro los diezmos durante varios siglos, pero hoy en día son los mismos pastores, y esto es algo muy lamentable, pero es cierto. Los mismos pastores que predican la salvación por gracia, pero a la vez niegan esta gran verdad al exigir los diezmos. Los mismos pastores que predican sobre el nuevo pacto, pero que a la hora de las finanzas siguen imponiendo una ley que ya ha sido cambiada, porque Hebreos 7:12 dice “Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley”. Los mismos pastores que predican que ni tribulación, ni angustia, ni persecución, ni hambre, ni desnudez les van a poder separar del amor de Cristo, pero mandan hasta a las viudas y a los hermanos más pobres a traer 10% de sus escasos recursos para ellos poder construir grandes templos, comprar radio emisoras, poner canales de televisión y vivir en mansiones. ¿Sera esa la voluntad de nuestro Señor? Antes el nos invita a venir a Él todos los que estamos trabajados y cargados y promete hacernos descansar.

Lo peor de todo es que los imponen el diezmo dicen predicar el evangelio de Jesucristo pero a la vez niegan la obra redentora de nuestro Señor Jesucristo. Todos los defensores del diezmo, a quienes podríamos bien llamar: los judaizantes de nuestros tiempos, todos ellos el primer pasaje de la Biblia que citan para imponer el diezmo es: Malaquías 3:9 que dice: “Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado” ¿A quien escribió esto Malaquías? Lea el libro de Malaquías y se dará cuenta que esto va dirigido al pueblo de Israel y para el tiempo del profeta Malaquías la ley estaba en completa vigencia. ¿De dónde viene la maldición que profiere el profeta Malaquías? La maldición que profiere el profeta es la maldición de la ley en contra de aquellos que la desobedecen, Deuteronomio 27:26 dice “Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: amen.” El pueblo de Israel estaba cayendo bajo maldición precisamente por quebrantar un mandamiento de la ley: el mandamiento del diezmo. Pero ¿qué nos dicen las sagradas escrituras respecto a las maldiciones de la ley? ¿Puede la Iglesia de Jesucristo caer bajo las maldiciones de la ley? o ¿Esta la Iglesia libre de las maldiciones de la ley? Gálatas 3:13 dice “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).” Si Jesucristo el Hijo de Dios nos redimió de la maldición de la ley, ¿Que denominación, pastor o hombre podrá someter a la iglesia de Cristo nuevamente bajo la maldición de la cual El nos hizo libres? Claramente ningún pastor, ningún predicador, ningún hombre puede someter a la iglesia de Cristo bajo la maldición de la ley, por lo tanto todos aquellos que tergiversando las escrituras le predican a la iglesia que la maldición de Malaquías puede venir sobre ellos, están predicando falsedad y engaño, no están predicando la sana doctrina de la Palabra de Dios, y están ellos mismos cayendo en condenación por predicar falsedades.

En los escritos del Nuevo Testamento no encontramos ningún pasaje que nos indique que diezmar haya sido una práctica de la Iglesia durante el tiempo de los apóstoles. El principal expositor del evangelio a los gentiles, el apóstol Pablo no instruyo en ninguna de sus cartas a las respectivas Iglesias de que se debiera adoptar la ley del diezmo dentro de la Iglesia. Recordemos que el diezmo era parte de la ley de Moisés, esta le fue dada al pueblo hebreo. Los pueblos gentiles desconocían la ley de Mosiaca, si el diezmo hubiese una doctrina y una práctica tan fundamental como la han convertido hoy las diferentes denominaciones, ¿Por que es que el apóstol Pablo ni si quiera menciono el tema a las diferentes iglesias cuando si abordo prácticamente todos los aspectos relacionados con la vida Cristiana? Las iglesias integradas por los nuevos convertidos gentiles probablemente nunca hubieran escuchado mencionar el diezmo, pero el apóstol Pablo ni si quiera se los menciona en sus cartas!. ¿Cómo pudo el apóstol Pablo omitir mencionar algo tan importante? Simple y sencillamente el apóstol Pablo nunca tuvo la intensión de enseñar que la iglesia debiera adoptar la ley del diezmo.

Los judaizantes querían mezclar el nuevo pacto con la ley Mosiaca, la respuesta del apóstol Pablo fue contundente y defendió a toda costa que no se podía exigir que los creyentes entre los gentiles adoptaran la ley Mosaica, ni en su totalidad, ni parcialmente. En aquellos tiempos los judaizantes pretendían exigir que los gentiles fueran circuncidados, hoy los judaizantes no les interesa la circuncisión pero si les interesan las finanzas, por lo cual desechan toda la ley pero adoptan una sola ley: la ley del diezmo. Ahora se nos enseña que podemos descartar todas las instrucciones de la ley, tales como la circuncisión, el guardar el sábado, las leyes sanitarias, etc. sin embargo se nos pretende obligar a cumplir a toda cabalidad la ley del diezmo. ¿Cómo es posible? El apóstol pablo escribiendo a los gálatas les dice: Gálatas 5:2 “He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechara Cristo. 3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. 4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.” Si alguien pretende ser acepto delante de Dios cumpliendo un punto de la ley, esa persona está obligada a guardar toda la ley. No podemos escoger como queremos ser justificados, no puedo yo decir si cumplo esta ley y esta otra, pero las demás no las cumplo, ya con eso estoy justificado. ¿Qué tipo de evangelio predican los que pretenden imponer la ley del diezmo? Ciertamente no es el evangelio Bíblico, pues el evangelio Bíblico no es una mezcla, no es un evangelio de salvación por medio de un combo: gracia-ley del diezmo. Pretender ser justificados delante de Dios mezclando la gracia con las obras de la ley, llámese ley del diezmo u otra ley, no es Bíblico. Eso es exactamente lo que enseña la iglesia católica, que la salvación no depende únicamente de la gracia de Dios sino también de las obras meritorias que el hombre tiene que hacer para obtenerla. ¿Por qué hermanos habremos de seguir el camino apostata de la iglesia romana? Nunca!, dirían algunos pastores, ¿pero entonces porque quieren imponer la ley del diezmo?

El caso de imponer o pretender imponer el cumplimiento de la ley a los creyentes gentiles fue algo que fue tratado durante el concilio en Jerusalén. Lea el capítulo 15 del libro de Hechos. Luego de algunas aportaciones de algunos hermanos el apóstol Pedro dice en el versículo 10 “Ahora, pues, ¿por que tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?” ¿Quien esta hablado aquí? El apóstol Pedro está hablando y ¿qué es lo que está diciendo? Esta diciendo que aquellos que pretenden imponer la ley de Moisés a los discípulos de Jesucristo están tentando a Dios! Tentar a Dios es algo que nadie querría hacer jamás, Dios es fuego consumidor, ciertamente ningún hombre podrá tentar a Dios y escapar su juicio, aunque muchos no enfrentaran el juicio aquí en esta tierra, pero un día lo enfrentaran. Además el apóstol Pedro está hablando de no poner carga, no poner yugo sobre la cerviz de los discípulos. Un día se les pregunto a los miembros de una iglesia si ellos diezmaban, hubo muchos de ellos que dijeron que no, y se les pregunto porque, la repuesta de todos ellos fue que no ajustaban con sus pequeños salarios ni para cubrir sus necesidades básicas. ¿No será esto un yugo sobre la cerviz de los hermanos?, exigirles dar el 10% de su salario o de lo contrario decirles que le están robando a Dios y que están cayendo bajo maldición. Pregunto: ¿Sera que al apóstol Pedro se le olvido mencionar que si se debía llevar la carga que representa el diezmo para todos los hermanos pobres? ¿Porque no dijo: ninguna otra carga, más que esta única: la del diezmo? Porque si habían hermanos pobres en aquellos tiempos y aun los hay hoy, aunque muchos predicadores de la prosperidad lo quieran negar y digan que la pobreza es maldición y aunque muchos también lo nieguen pero para los más pobres el diezmo es efectivamente una carga, y mucho más cuando va acompañado de la amenaza de maldición y de condenación eterna por no hacerlo. ¿O a caso no predican los que quieren imponer el diezmo, que el que no diezma se va al infierno? Claro que eso es lo que predican, nuevamente aplicando erróneamente Malaquías para decir que el que no diezma le está robando a Dios, si no diezmar es robar y los ladrones no entraran en el reino de Dios, entonces están enseñando claramente que el que no diezma se va al infierno! El concilio de Jerusalén concluye con la recomendación de Jacobo, de que se les escriba a los gentiles, Hechos 15:28 “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: 29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.” ¿A quién ha parecido bien no imponer ninguna carga más a los gentiles? Al Espíritu Santo ha parecido bien! A Dios a parecido bien! y si a Dios a parecido bien no imponernos las cargas de la ley, ¿qué hombre será aquel que podra revertir la voluntad de Dios y volver a esclavizarnos bajo el yugo de la ley? ¿Sera que en el dia del juicio los que tal quieren hacer tendrán buenas cuentas que entregar a Dios mismo, a quien ha parecido bien no imponernos ninguna de las cargas de la ley?

Hebreos 7:18 dice “Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia 19 (pues nada perfecciono la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.” El mandamiento anterior que exigía el cumplimiento de muchas obras ha quedado abrogado porque era débil e ineficaz y ahora tenemos una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios. Ya no podemos acercarnos a Dios por nuestras obras, no es por diezmar, no es por circuncidarnos, no es por guardar el sábado, no es por ninguna de las obras de la ley, sino por la fe en nuestro Señor y Salvador Jesucristo que podemos acercarnos a Dios y ser salvos únicamente por su gracia.
Me cuesta entender cómo es que casi la totalidad de los pastores fallan en reconocer esta verdad fundamental de las Escrituras. ¿Cómo es que pueden predicar que somos salvos por la gracia de Dios lo cual es totalmente correcto de acuerdo a las enseñanzas del nuevo testamento, pero a la vez poner como requisito una obra de la ley? ¿O no ponen los diezmos como requisito para ser salvo? Nuevamente, si no diezmar es robar y los ladrones no entran al cielo, entonces implícitamente, se está enseñando que el que no diezma no puede ser salvo. La única explicación que encuentro para este error por parte de la mayoría de las denominaciones y pastores tiene que ver con las finanzas. Los pastores parecen estar convencidos que si no imponen la ley del diezmo sobre los creyentes, entonces la obra de predicar el Evangelio se va a venir abajo y ellos perderán su fuente de ingresos. ¿Pero, es que acaso solo con exigencias y amenazas podemos dar los Cristianos? ¿No tenemos amor nosotros por la obra y por los pastores como para dar voluntariamente para su sostenimiento? Pues precisamente de esta manera: voluntariamente, es que esta establecido que nosotros los Cristianos debemos dar! Así lo enseño el apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios en la cual instruye (2 Corintios 9:7) “Cada uno de como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” Esta es la manera en que los Cristianos debemos de dar, no con tristeza, no por necesidad, no porque nadie nos obligue, no porque tenemos que obedecer la ley de Moisés, no por ninguna otra razón, sino porque Dios pone el amor en nuestros corazones, para que nosotros demos voluntariamente. Dar para nosotros no es un requisito para poder alcanzar la salvación sino un fruto del amor de Dios que está en nosotros. No tenemos que dar un porcentaje establecido, podemos dar desde un vaso de agua hasta todo lo que poseemos.
Que Dios les bendiga a todos los que puedan leer esta pequeña reflexión. Gloria y honra a Dios Padre y a nuestro Señor Jesucristo por los siglos de los siglos. Amén.

Atentamente,

Hno. Miguel Obando Rojas
Managua, Nicaragua.

Hay varias respuestas planteadas, en respuesta a este tema, en dicho foro.

Quienes avalan el diezmo, lo hacen pensando en su bolsillo, en su necesidad como líder de una congregación, en su propio “molino”.

Si las iglesias administraran el dinero de modo transparente y generoso, conforme a las escrituras, esto sería visible a todos y todos darían aún sus propias casas !!! Tal cosa sucedió en la época del libro de los Hechos. No se dudaba de una mala administración de las arcas de la iglesia, sino que eran usadas para sostener a los misioneros, dar de comer a las viudas y huérfanos y mayormente para los hermanos que estaban en necesidad.

No se utilizaba con fines edilicios, ni se utilizaba para gastos superfluos. Y no era mencionado el “diezmo” como tal en el tiempo apostólico. Sólo se mencionaba el tema de las ofrendas.

El malgasto de los ingresos de la iglesia de hoy (junto a la ausencia total de transparencia), es el primer obstáculo para que los hermanos den generosamente.

¿Por qué ocultar las cuentas de la iglesia? ¿Acaso se teme que se sepa que el pastor cambió de automóvil o que compró un nuevo departamento en una zona lujosa como regalo de casamiento para su hija? No tiene nada de malo esto, si todos los miembros lo aprueban, pero… ¿se hace a la vista de todos o se busca ocultar de todas las maneras posibles?

Además, si se malgasta el dinero, ¿Quién creen que les pedirá cuentas?

Como cristianos, tenemos el deber ante el Señor de evitar que los ministros lleven una vida licenciosa y casi mundana, haciendo gastos que podrían ser más moderados. ¿Cómo hacerlo? Dando menos.

La ofrenda podemos darla a quien Dios nos mande. Quizá exista una persona necesitada que ayudar a la que el Señor ponga en nuestro camino… ¿cerraremos el corazón a ella por dar el dinero en un lugar que sabemos malgastador? Dios nos pedirá cuentas a nosotros de nuestra mayordomía, no podremos responsabilizar a terceros…

Que el Señor les bendiga !

9 pensamientos en “Obligados a diezmar?

  1. Comparto en gran manera su posición en relación al tema del diezmo, ya que el nuevo pacto abroga totalmente la ley, porque hoy somos salvos por la gracia no por la ley; en la realidad juridica una nueva ley desplaza a la anterior, pero nunca puede estar vigente dos leyes al mismo tiempo porque en tonces seria una competencia de leyes y finalmente seria un desatre para las autoridades que aplicarian esas leyes, no se sabria cual aplicar, lo mismo sucederia en la parte espiritual Dios no puede crear un desastre, tomando en cuenta que Dios es un Dios de orden; El criterio que yo tengo es que si se pueden dar los diezmos, pero no como una imposición o sea como un impuesto, si no como un agradecimiento a lo que Dios nos provee, siguiendo los pasos de Abrahan que dio los diezmos por lo que Dios puso en su corazon, no porque alguien lo obligara:- Dios le bendiga hno.

  2. Dios le bendiga por supuesto que el diezmo se da por voluntad nadie te amenaza y va a quitarcelo.todo lo que se da es por amor y no con tristeza ni por necesidad. y si esta escrito antes de la ley dada a moises,establecido para los levitas.pero tan cierto es que cuando abraham dio los diezmos a quien?a melquisedec este era rey de salem…sin principio sin genealogia,sin vueltas el señor jesus el cual no dijo no me los des ve a darlos a quien corresponde a los levitas entonces ai mismo el señor cambio el orden puesto que el segun la carne pertenece a la tibu de juda. por eso el apostol pablo dijo ciertamente aqui reciben los diezmos hombres mortales no dijo recibian hay que darlo hno. y no por tizteza ni por necesidad Dios ama al dador alegre.porque raiz de todos los males es el amor al dinero. el señor dijo a los fariseos es nesesario aser aquello sin dejar de aser lo otro.

    • ¿Sabes qué hermano? En ningún momento Jesús abolió tampoco el día de reposo. ¿Sabes qué día es ese? El Sábado (lee la biblia Reina-Valera de 1960 y en cada caso del nuevo testamento que aparezca, verás que dice con una llamada: “Aquí equivale a Sábado”.
      Jamás se cambió bíblicamente por el domingo, como algunos afirman. (Y ojo que no soy Adventista como se ha acusado, sino cristiano y, si quieren etiquetarme, “pentecostal”).
      Pero las pruebas de la palabra me llevan a pensar que si nos ajustamos a la ley, estamos profanando el día de reposo.
      El diezmo no corre en el período del Nuevo Testamento, como así tampoco el día de reposo, para los nuevos cristianos.
      Cuando el Señor Jesús le dijo esas palabras a los fariseos, ¿estaba vivo o ya había resucitado?
      Porque el nuevo testamento, sólo comenzó a estar vigente a partir de que el Señor murió. No antes. Por lo tanto, lo que dijo a los fariseos, lo dijo aún en el período de la ley. En un muy cercano tiempo de su final, pero tiempo de la ley al fin!

  3. Totalmente de acuerdo, como dice pablo que cada quien de conforme a lo que proponga en su corazon y no de mala gana.
    Pues precisamente de esta manera: voluntariamente, es que esta establecido que nosotros los Cristianos debemos dar! Así lo enseño el apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios en la cual instruye (2 Corintios 9:7) “Cada uno de como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” Esta es la manera en que los Cristianos debemos de dar, no con tristeza, no por necesidad, no porque nadie nos obligue y dios pone su amor en nosotros, para dar con alegria.

  4. ES NECESARIO REPETIRLO, PUES, ESTO ES: “UNA VOZ DE ALERTA PARA LOS JUDAIZANTES”
    Las ovejas no tienen culpa pues Dios les remunera sus dádivas (El no puede negarse asi mismo)
    PERO EL QUE JUDAIZA A LAS OVEJAS QUIENQUIERA QUE SEA LLEVARA LA SENTENCIA

    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL “ESPIRITU SANTO”
    Y A NOSOTROS, NO IMPONERLES NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    COMENTARIO CONTRA LOS JUDAIZANTES
    (diezmos, días de reposo, etc).
    Abraham diezma al sacerdote Melquisedec; un precedente que concluye en la ley.
    Este evento se encuentra en Génesis 14:18-20… Y fue de esta manera: “Entonces Melquisedec, rey de Salen y sacerdote del Dios altisimo, sacó pan y vino; y le bendijo diciendo: bendito sea Abraham del Dios altísimo, creador de los cielos y de la tierra, y bendito sea el Dios altisimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dió Abraham los diezmos de todo”…Este evento entre Abraham y Melquisedec fue un precedente que mas luego concluyó como ley en el monte Sinai para el pueblo de Israel (Levítico 27:30-34) (Numeros 18:21) (Deuteronomio 14:22-29). El patriarca Abraham no fue bendecido por que diezmó, sino por que era el que tenía las promesas (Génesis 14:18) (Hebreos 7:6). Las bendiciones en el caso del diezmo solo aparecen en la ley, para el pueblo Judío y para los hijos de Leví que reciben los diezmos (Deuteronomio 14:29) (Malaquias 3:6,9,10,12) (Levítico 27:34); Nadie del pueblo de Israel, en todo el antiguo pacto y hasta el día de hoy, ha diezmado basándose en el evento de Abraham y Melquisedec. Todas las tribus y colonias de Israel, tanto en el antiguo pacto, como en la dispersacion Judía, diezmaban por la ley, no por el diezmo Abrahámico; Muchas colonias no diezman en espera de que se restablezca el Sacerdocio Levítico y el nuevo Templo…El patriarca Abraham no diezmó de sus riquezas, que tenía en el neguev, a cargo de su mayordomo Eliezer (Génesis 12:5,9,16; 13:1-2; 15:2;) sino del botín recuperado en la derrota del rey Quedorlaomer (Génesis 14:20; Hebreos 7:4)…

    En el libro de “Números” es donde aparece por primera vez la ordenanza de que los diezmos de Jehová en (Levítico 27:30-33), sean transferidos por heredad, a los hijos de Leví, por cuanto ellos no tienen heredad entre los hijos de Israel; y que el diezmo de los diezmos sería presentado a Dios como ofrenda mecida, que sería contado como grano de la era y como producto del lagar, (Numeros 18:21-28) (Deuteronomio 14:22,27,29; 26:12.)…

    INDISCUTIBLEMENTE EL DIEZMO FUE HECHO LEY
    Y es por tal razón, que todas las amonestaciones hechas al pueblo de Israel con relación a los diezmos, nunca fueron basadas en el evento entre Abraham y Melquisedec, sino por la ley…Cuando Dios Jehová amonestó a los hijos de Israel, por medio de Malaquías, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino por el diezmo de la ley. Los que dicen que el diezmo no es de la ley, Le hacen mentiroso….Cuando nuestro señor Jesucristo habló de los diezmos, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino que también lo enmarcó en la ley (Mateo 23:23); Los que dicen que el diezmo no es de la ley, hacen mentiroso a nuestro Señor Jesucristo …

    DEBE RECONOCERSE ESTA SALVEDAD:
    que el evento entre Abraham y Melquisedec es primero que la ley en cuanto al orden de cronología; pero en cuanto al modo de ejecutoria indefectible, es el de la ley; porque el primero carese de registro autoritario, mandatorio u obligatorio, mas el segundo si; El evento de Abraham y Melquisedec, así como la promesa de Jacob, de que le daría el diezmo a Dios de todo lo que él le diere, no derivó en consecuencia de costumbre o tradición alguna, porque ninguno de sus hijos lo guardaron, ni su descendencia, hasta que el Dios del cielo lo hizo ley por medio de Moisés, y solamente para Israel.

    HAY UN RECURSO INTENCIONADO PARA SOMETER
    a los gentiles a judaizar (en este caso a diezmar), y es que identifican a Melquisedec como teofanía de Cristo (Cristo en otra forma). Teofanía significa: manifestación de la “deidad”. En Jesucristo habita corporalmente toda la plenitud de la “deidad” mas no así en Melquisedec; Abraham no adoró a Melquisedec (Génesis 14:18-20); Los apóstoles adoraron a Jesucristo (Mateo 2:11; 14:33; 29:9) (Lucas 24:52) (Juan 9:38);
    Nótece algunas diferencias: Melquisedec no es el verbo de Dios; No derramó sangre por nosotros; No está sentado a la diestra del Padre;
    Jesucristo es Dios fuerte y Padre eterno (Isaías 9:6); Jesucristo es igüal a Dios (Filipenses 2:6) porque él es Dios (Juan 20:28) (Isaías 9:6); Melquisedec no es el nombre que es sobre todo nombre; No es el Hijo de Dios; ¿se doblará toda rodilla delante de Melquisedec o de Jesucristo? ¿resucitó Dios a Melquisedec o a Jesucristo?; La biblia dice que en él, y por él, y para él fueron creadas todas las cosas, las visibles e invisibles, y que sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho; también dice: “en el mundo estaba, y el mundo no le conoció, y el mundo por él fue hecho”. ¿Y quien es él ? ¿Melquisedec o Jesucristo?; ¿Es Melquisedec el gran pastor de las ovejas por la sangre del pacto eterno? (Hebreos 13:20); ¿Es Melquisedec el resplandor de la gloria de Dios? ¿ o es la imagen misma de Dios? (Hebreos 1:3); Jesucristo es Dios (Juan 20:28) Melquisedec no es Dios?. etc.etc… Algunos tienen la osadía de enseñar que Melquisedec es Jesucristo.

    OTRO RECURSO QUE UTILIZAN COMO SUGESTION
    para someter a diezmar (judaizar) al redimido por la sangre de Cristo, es la acusación: ¡No debes robarle los diezmos a Dios; Maldito sois con maldición! (Malaquias 3:9); ¡HIPOCRITA! ¿Acaso no nos redimió Cristo de la maldición de la ley? (Gálatas 3:13) ¿Acaso no crucificó Cristo toda maldición en la cruz del calvario? ¿Porqué le dices maldito sois con maldición, si tú no cumples con Malaquías 4:4?… Si tú enseñas a Malaquías y no cumples con Malaquías, el que está bajo maldición eres tú pastor (acuerdate de los Judíos y la ley (Romanos 2:17-24). Si tú lee en Romanos 8:1, donde dice: -Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús- ¿Porqué lo condenas? -Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿Quién eres para que juzgues a otro? (Santiago 4:12).

    AMADA OVEJA DE DIOS
    hace 2000 años, antes de la destrucción del templo y de la dispersación Judía, hubo un concilio en Jerusalén (Hechos 15:1-32) una reunión estraordinaria, realizada por los apóstoles de Jesucristo, con los ancianos de la Iglesia genuina de Cristo, donde se determinó que los géntiles no tienen que guardar la ley de Moisés ni la circunsición. Los apóstoles, los ancianos y la iglesia, escribieron una carta y la enviaron con Pablo, Bernabé, Silas y Judas (de sobrenombre Barsabás), y por medio de éstas personas llevaron la carta a todas las iglesias de entre los gentiles en Antioquía (Hechos 15:27)….

    LA CARTA DICE ASI:
    “ Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. Por cuanto hemos oido que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley. Nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Asi que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO, Y A NOSOTROS, NO IMPONEROS NINGUNA CARGA más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien ”….. Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, entregaron la carta; habiendo leído la cual, se regocijaron por la consolación. (Hechos 15:23-31).

    NOTECE QUE DICE: “SE REGOCIJARON POR LA CONSOLACION”
    Esto muestra que las primeras iglesias de entre los gentiles, del tiempo de los apóstoles eran libres de la ley; y por ser libres de la ley, no tenían porque diezmarle al sacerdocio levítico que recibía los diezmos; y si no diezmaron al sacerdocio levítico, mucho menos al sacerdocio de Cristo que los redimió de toda maldición… El apóstol Pablo y Sila llevaron esta carta acordada por los apóstoles y los ancianos (Hechos 16:4) a muchas ciudades tales como: Siria, Cilicia, Derbe, Listra, etc. Y así las iglesias fueron confirmadas en la fe (no en la ley) (Hechos 15:41; 16:1-5).

    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO Y A NOSOTROS
    NO IMPONEROS NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    El criterio de someter a Judaizar a los gentiles quedó sepultado para siempre en aquel concilio, por el designio de Dios; Ya que la frase: “Porque ha parecido bien al ESPIRITU SANTO y a nosotros no imponeros ninguna carga” es el sello de Dios y del Hijo, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de Dios (Hechos 5:3-4) y el Espíritu de Jesucristo (Gálatas 4:6) (2 Corintios 3:17) y Jesucristo es el VERBO de DIOS igual al PADRE (Filipenses 2:6; Juan 1:1,14; 20:28; etc). Partiendo de la decisión tomada en este concilio y más aun con la aprobación del Espíritu Santo, toda sujeción que pretenda Judaizár a los gentiles queda totalmente anulada (esto incluye el diezmo y el día de reposo);..Ningun Judío diezmó por el evento de Abraham y Melquisedec, sino por la ley; todos los profetas vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley) todas las amonestaciones con respecto al diezmo fueron basadas en la ley; Nehemías y Malaquías vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley); tenían todo el derecho de reclamar los diezmos porque estaban bajo el régimen del sacerdocio levítico (la ley); La amonestación del Padre en la carta de Malaquias (Malaquias 3:7); La amonestación del Hijo a los fariseos (Mateo 23:23); fueron basadas en la ley.

    PASTOR DE ESTOS TIEMPOS APOSTATICOS
    Tú que usas Malaquías 3:9-10 ¿Guardas tú, Malaquías 4:4?. Tu que usas Nehemías 10:1-39 ¿Guardas tú Nehemías 10:29?. Tú que usas Levítico 27:30 ¿Guardas tú Levítico 19:37; 20:22?. Tú que usas Números 18:21 ¿Guardas tú Números 36:13?. Tú que usas Deuteronomio 14:22 y 26:1-19 ¿Guardas tú Deuteronomio 27:1; 27:8-10; 27:26; 28:1; 32:46-47 ?. Tú que usas 2Crónicas 31:2-21 ¿Guardas tú 2Crónicas 31:3,4 y 21?.

    Si tú que enseñas las cosas del sacerdocio Levítico (la ley) y no eres cumplidor de la ley, el que esta bajo maldición eres tú pastor, por estar sometiendo a judaizar a los gentiles, que son redimidos por la sangre de Cristo (Gálatas 2:11-14).

    TODO ESTE BREVE RECUENTO ES PARA QUITAR LA OSADIA
    a un grupo de habladores contumaces (engañadores), que se hacen llamar reverendos, y que han tenido el atrevimiento descarado, de decir y asegurar que el que no diezma, posiblemente tenga en juego la salvación de su alma… ¡Que deprimente! Y saber que están en altas posiciones, perteneciendo o dirigiendo seminarios, concilios, asociaciones pastorales, instituciones, y haciendose llamar ministros de la palabra de Dios.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DIJO:
    ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque necesario es que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! (Mateo 18:7). El apóstol Pablo en su indignación contra los judaizantes, en la carta a los Gálatas, dijo: -Mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea- (Gálatas 5:10). La mayor parte de las iglesias se mueven por el favor de los hombres ($$$$$$) (Gálatas 1:10); y no por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14); Nuestro Señor Jesucristo dijo: -Este pueblo de labios me honra, mas su corazón esta lejos de mi, pues en vano me honran teniendo como doctrina mandamientos de hombres- (Mateo 15:8-9); Esta cita fue escrita por el profeta Isaías (Isaías 29:13) y confirmada por Cristo (Marcos 7:6-13), mas aun sigue vigente hasta hoy, con mas fuerza, porque de ella pende el aupamiento de la apostasía, para dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3); Hoy en días estamos atestados de falsas doctrinas y de mandamientos de hombres en concilios y seminarios, instituciones mundiales (el catolicismo la gran babilonia), ministerios mercaderes (2 Pedro 2:2-3) etc.

    UN EJEMPLO DE JUDAIZACION
    Dios mandó que los gentiles no tienen que guardar la ley de Moisés (Hechos 21:24-25; 15:5,24,28-29), la ley de Moisés manda a no comer alimentos inmundos (Levítico 11:1-47), pero el sacerdocio de Cristo dice: “Porque todo lo que Dios creó es bueno y nada es de descecharse, si se toma con acción de gracia, porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado”(1 Timoteo 4:4-5) Vea más ejemplos del Sacerdocio de Cristo: (Marcos 7:15; 7:18-19) (Romanos 14:2-3; 14:6; 14:14-15; 14:17; 14:20-23; 15:1-2) (1 Corintios 10:25-28; 10:31-32; etc.) Pero los judaizantes anulan el mandamiento del sacerdocio de Cristo y persisten en el de la ley (sacerdocio levítico); Una denominación judaizante en este específico caso son: “los Adventistas del septimo día” Ellos prohiben alimentos tales como: (conejo, pato, cerdo, etc) basándose en la ley de Moisés; El apóstol Pablo profetizó sobre estas doctrinas, enmarcándolas en la apostasía; diciendo: -Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó , para que con acción de gracias participen de ellos los creyentes, y los que han conocido la verdad. Porque TODO lo que Dios creó es bueno, y NADA es de desecharse, SI SE TOMA CON ACCION DE GRACIAS; porque por LA PALABRA DE DIOS y por la ORACION ES SANTIFICADO.- (1 Timoteo 4:1-5). El apóstol Pablo dió muestra de un ejemplo de apostasía, de cómo los judaizantes introducen la ley al creyente gentil (la esclava persiguiendo a la libre, los judaizantes persiguiendo al redimido: (Gálatas 4:29) (ver Génesis 21:9). pues de la misma manera que este ejemplo, también lo es para el diezmo y para el día de reposo, pues ambos son de la ley….

    AUNQUE A MUCHOS PASTORES NO LES GUSTE
    o no lo quieren aceptar, o simplemente se hacen los bobos, Dios ordenó el diezmo en la ley y solo para Israel (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-8; etc.).
    No existe ninguna cita bíblica que envíe a los gentiles a diezmar, ni a guardar día de reposo, ni a guardar la ley de los alimentos inmundos, etc. Nuestro Señor Jesucristo no recibió diezmo alguno de sus discípulos ni de sus apóstoles; El ópening de la iglesia de Cristo fue el día de Pentecostés, ciento veinte galileos recibieron el Espíritu Santo, y a partir de este acontecimiento hasta el día de hoy, no hay registro alguno de que la iglesia de Cristo haya contemplado los diezmos del Sacerdocio Levítico; ningun apóstol recibió diezmo de la congregación; ni las iglesias fundadas por el apóstol Pablo y sus compañeros fueron sometidas a diezmar. No existe mandamiento alguno que envíe a los gentiles a diezmar, ni por el evento de Abraham y Melquizedec, ni por la Ley (sacerdocio Levítico) . Cada vez que se usa la Ley (sacerdocio Levítico) para someter a judaizar a los gentiles, se está apostatando de lo establecido por el Espíritu Santo y los Apóstoles en el concilio de Jerusalén (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25), y los que tales enseñan acarrean maldición para sí mismos (no las ovejas), sino el Pastor que judaiza a las ovejas (Gálatas 5:10; 1:6-9; 2:11-16) (Tito 1:10-14; 3:9) (1Timoteo 4:1).

    El APOSTOL PEDRO FUE REPRENDIDO
    porque obligaba a los gentiles a judaizar (Gálatas 2:11-14). Las iglesias de entre los gentiles, del tiempo del Apóstol Pablo fueron confirmadas en la fe (Hechos 15:30-32,41; 16:4-5); nunca fueron sometidas a judaizar (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25); El apóstol Pablo ordenó las ofrendas voluntarias en las iglesias, nunca el diezmo (1 Corintios 16:1-5);

    Nosotros no somos del Sacerdocio Levítico, sino, del Sacerdocio de Cristo quien nos redimió de toda maldicion y nos hizo libres (Gálatas 3:13)

    LA UNICA Y SOBERANA FORMA (VOLUNTARIA)
    de ofrendar en las iglesias entre los gentiles, la ordenó y generalizó el apóstol Pablo, primeramente en las iglesias de Galacias, y luego a los Corintios (1Corintios 16:1-4). También los de Macedonia y Acaya (Romanos 15:26,31) y desde entonces ha sido y es el único modelo de ofrendar en todas las iglesias de Cristo entre los gentiles. Cabe preguntarse: ¿Porqué el apóstol Pablo no aprovechó tan excelente oportunidad para hablar de los diezmos a los gentiles en: 1 de Corintios 16:1-4?… La respuesta es: “El concilio en Jerusalén” (Hechos 15:1-32) Los gentiles no deben judaizar (Gálatas 2:11-16).

    NOSOTROS ESTAMOS SEGUROS DELANTE DE DIOS
    que ningún pastor, ni evangelista, ni Apóstol, ni Maestro, ni profeta, ni obispo, ni diácono, ni anciano, cualquiera que sea, no cumple con Malaquías, ni Levítico, ni Números, ni Nehemías. ni Deuteronomio, ni 2Crónicas, ni ningún otro libro del sacerdocio Levítico; porque todos estos libros ordenan a guardar todas las leyes, preceptos y ordenanzas dadas por Moisés en el Monte Sinaí; y ninguno cumple con la Ley (Juan 7:19; Hechos 15:10. Gálatas 6:13); y no es juicioso enseñar lo que no se vive ni se hace.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO LE DIJO A LOS JUDIOS:
    “No os dio Moisés la Ley, y ninguno de vosotros cumple la Ley” (Juan 7:19); El apóstol Pablo dijo: “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la Ley” (Gálatas 6:13); El apóstol Pedro dijo: “¿Por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? (Hechos 15:10)” Es evidente que si el pueblo judío no pudo cumplir la Ley, mucho menos los gentiles. … Y si en el caso de que se tubiera que guardar los diezmos en la Ley ¿Porqué los diezmos no son llevados a Israel para ser entregados al sacerdocio Levítico, ya que, éstos, son los únicos que por heredad y mandamiento de Dios, deben recibír del pueblo los diezmos? (Números 18:21,24) (Hebreos 7:9) (2Crónicas 31:4-12) (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-7) etc.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DEJO CONSTANCIA
    de que el diezmo es de la ley (Mateo 23:23 y Hebreos 7:5). El Espíritu Santo y los Apóstoles ordenaron en el concilio de Jerusalén, que los gentiles creyentes no tienen que guardar la ley (Hechos 15:5,24,28,29 y 21:24,25). Aplicar los diezmos del sacerdocio Levítico a los gentiles, usando la ley, es someter a judaizar a los gentiles (Gálatas 2:11-14); y esto es una grave desobediencia a Dios…. “No existe ninguna cita bíblica en el Sacerdocio de Cristo que envíe a los gentiles a diezmar”.

    EN ESTE COMENTARIO HEMOS DEMOSTRADO
    que el diezmo es de la ley. Cientos de pastores, teniendo la conciencia cauterizada (como diría el apóstol Pablo) someten a judaizár a los redimidos por Cristo; el fin de los cuales será conforme a sus obras; Pero todo esto no va a detener a los judaizantes, porque la apostasía tiene que cumplirse, para luego dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3). El propósito de este comentario lleva en sí mismo una voz de alerta a los judaizantes; sabiendo que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo… También tiene por finalidad libertar, edificar y contribuír con la sana doctrina del evangelio, apollado en el fundamento de la doctrina de los apóstoles y profetas siendo la prinsipal piedra del ángulo, nuestro Señor Jesucristo. Amén.

    -Del Señor es la tierra y su plenitud-
    “Hemos sido redimidos de toda maldición” (Gálatas 3:13)
    “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia,
    entonces por demás murió Cristo” (Gálatas 2:21)
    ¡A DIOS SEA LA GLORIA!

  5. excelente refelexion, siempre tenemos dudas sobre diezmar correctamente, nos da mucho temor cuando no podemos hacerlo por precarias circunstancias economicas, leere las citas biblicas, para aclarar un poco este tema

  6. “UNA VOZ DE ALERTA PARA LOS JUDAIZANTES”
    Las ovejas no tienen culpa, pues Dios les remunera sus dádivas (El no puede negarse asi mismo)
    PERO EL QUE JUDAIZA A LAS OVEJAS QUIENQUIERA QUE SEA LLEVARA LA SENTENCIA (Gálata 5:10)

    ¿ QUIEN TIENE LA PRIORIDAD PARA LOS GENTILES CREYENTES:
    “MELQUISEDEC” “EL SACERDOCIO LEVITICO” O “EL ESPIRITU SANTO” ?
    NOS QUEDAMOS CON LA DECISION DEL ESPIRITU SANTO

    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL “ESPIRITU SANTO”
    Y A NOSOTROS, NO IMPONERLES NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    COMENTARIO CONTRA LOS JUDAIZANTES
    (diezmos, días de reposo, etc).
    Abraham diezma al sacerdote Melquisedec; un precedente que concluye en la ley.
    Este evento se encuentra en Génesis 14:18-20… Y fue de esta manera: “Entonces Melquisedec, rey de Salen y sacerdote del Dios altisimo, sacó pan y vino; y le bendijo diciendo: bendito sea Abraham del Dios altísimo, creador de los cielos y de la tierra, y bendito sea el Dios altisimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dió Abraham los diezmos de todo”…Este evento entre Abraham y Melquisedec fue un precedente que mas luego concluyó como ley en el monte Sinai para el pueblo de Israel (Levítico 27:30-34) (Numeros 18:21) (Deuteronomio 14:22-29). El patriarca Abraham no fue bendecido por que diezmó, sino por que era el que tenía las promesas (Génesis 14:18) (Hebreos 7:6). Las bendiciones en el caso del diezmo solo aparecen en la ley, para el pueblo Judío y para los hijos de Leví que reciben los diezmos (Deuteronomio 14:29) (Malaquias 3:6,9,10,12) (Levítico 27:34); Nadie del pueblo de Israel, en todo el antiguo pacto y hasta el día de hoy, ha diezmado basándose en el evento de Abraham y Melquisedec. Todas las tribus y colonias de Israel, tanto en el antiguo pacto, como en la dispersacion Judía, diezmaban por la ley, no por el diezmo Abrahámico; Muchas colonias no diezman en espera de que se restablezca el Sacerdocio Levítico y el nuevo Templo…El patriarca Abraham no diezmó de sus riquezas, que tenía en el neguev, a cargo de su mayordomo Eliezer (Génesis 12:5,9,16; 13:1-2; 15:2;) sino del botín recuperado en la derrota del rey Quedorlaomer (Génesis 14:20; Hebreos 7:4)…

    En el libro de “Números” es donde aparece por primera vez la ordenanza de que los diezmos de Jehová en (Levítico 27:30-33), sean transferidos por heredad, a los hijos de Leví, por cuanto ellos no tienen heredad entre los hijos de Israel; y que el diezmo de los diezmos sería presentado a Dios como ofrenda mecida, que sería contado como grano de la era y como producto del lagar, (Numeros 18:21-28) (Deuteronomio 14:22,27,29; 26:12.)…

    INDISCUTIBLEMENTE EL DIEZMO FUE HECHO LEY
    Y es por tal razón, que todas las amonestaciones hechas al pueblo de Israel con relación a los diezmos, nunca fueron basadas en el evento entre Abraham y Melquisedec, sino por la ley…Cuando Dios Jehová amonestó a los hijos de Israel, por medio de Malaquías, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino por el diezmo de la ley. Los que dicen que el diezmo no es de la ley, Le hacen mentiroso….Cuando nuestro señor Jesucristo habló de los diezmos, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino que también lo enmarcó en la ley (Mateo 23:23); Los que dicen que el diezmo no es de la ley, hacen mentiroso a nuestro Señor Jesucristo …

    DEBE RECONOCERSE ESTA SALVEDAD:
    que el evento entre Abraham y Melquisedec es primero que la ley en cuanto al orden de cronología; pero en cuanto al modo de ejecutoria indefectible, es el de la ley; porque el primero carese de registro autoritario, mandatorio u obligatorio, mas el segundo si; El evento de Abraham y Melquisedec, así como la promesa de Jacob, de que le daría el diezmo a Dios de todo lo que él le diere, no derivó en consecuencia de costumbre o tradición alguna, porque ninguno de sus hijos lo guardaron, ni su descendencia, hasta que el Dios del cielo lo hizo ley por medio de Moisés, y solamente para Israel.

    HAY UN RECURSO INTENCIONADO PARA SOMETER
    a los gentiles a judaizar (en este caso a diezmar), y es que identifican a Melquisedec como teofanía de Cristo (Cristo en otra forma). Teofanía significa: manifestación de la “deidad”. En Jesucristo habita corporalmente toda la plenitud de la “deidad” mas no así en Melquisedec; Abraham no adoró a Melquisedec (Génesis 14:18-20); Los apóstoles adoraron a Jesucristo (Mateo 2:11; 14:33; 29:9) (Lucas 24:52) (Juan 9:38);
    Nótece algunas diferencias: Melquisedec no es el verbo de Dios; No derramó sangre por nosotros; No está sentado a la diestra del Padre;
    Jesucristo es Dios fuerte y Padre eterno (Isaías 9:6); Jesucristo es igüal a Dios (Filipenses 2:6) porque él es Dios (Juan 20:28) (Isaías 9:6); Melquisedec no es el nombre que es sobre todo nombre; No es el Hijo de Dios; ¿se doblará toda rodilla delante de Melquisedec o de Jesucristo? ¿resucitó Dios a Melquisedec o a Jesucristo?; La biblia dice que en él, y por él, y para él fueron creadas todas las cosas, las visibles e invisibles, y que sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho; también dice: “en el mundo estaba, y el mundo no le conoció, y el mundo por él fue hecho”. ¿Y quien es él ? ¿Melquisedec o Jesucristo?; ¿Es Melquisedec el gran pastor de las ovejas por la sangre del pacto eterno? (Hebreos 13:20); ¿Es Melquisedec el resplandor de la gloria de Dios? ¿ o es la imagen misma de Dios? (Hebreos 1:3); Jesucristo es Dios (Juan 20:28) Melquisedec no es Dios. etc.etc… Algunos tienen la osadía de enseñar que Melquisedec es Jesucristo.

    OTRO RECURSO QUE UTILIZAN COMO SUGESTION
    para someter a diezmar (judaizar) al redimido por la sangre de Cristo, es la acusación: ¡No debes robarle los diezmos a Dios; Maldito sois con maldición! (Malaquias 3:9); ¡HIPOCRITA! ¿Acaso no nos redimió Cristo de la maldición de la ley? (Gálatas 3:13) ¿Acaso no crucificó Cristo toda maldición en la cruz del calvario? ¿Porqué le dices maldito sois con maldición, si tú no cumples con Malaquías 4:4?… Si tú enseñas a Malaquías y no cumples con Malaquías, el que está bajo maldición eres tú pastor (acuerdate de los Judíos y la ley (Romanos 2:17-24). Si tú lee en Romanos 8:1, donde dice: -Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús- ¿Porqué lo condenas? -Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿Quién eres para que juzgues a otro? (Santiago 4:12).

    AMADA OVEJA DE DIOS
    hace 2000 años, antes de la destrucción del templo y de la dispersación Judía, hubo un concilio en Jerusalén (Hechos 15:1-32) una reunión estraordinaria, realizada por los apóstoles de Jesucristo, con los ancianos de la Iglesia genuina de Cristo, donde se determinó que los géntiles no tienen que guardar la ley de Moisés ni la circunsición. Los apóstoles, los ancianos y la iglesia, escribieron una carta y la enviaron con Pablo, Bernabé, Silas y Judas (de sobrenombre Barsabás), y por medio de éstas personas llevaron la carta a todas las iglesias de entre los gentiles en Antioquía (Hechos 15:27)….

    LA CARTA DICE ASI:
    “ Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. Por cuanto hemos oido que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley. Nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Asi que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO, Y A NOSOTROS, NO IMPONEROS NINGUNA CARGA más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien ”….. Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, entregaron la carta; habiendo leído la cual, se regocijaron por la consolación. (Hechos 15:23-31).

    NOTECE QUE DICE: “SE REGOCIJARON POR LA CONSOLACION”
    Esto muestra que las primeras iglesias de entre los gentiles, del tiempo de los apóstoles eran libres de la ley; y por ser libres de la ley, no tenían porque diezmarle al sacerdocio levítico que recibía los diezmos; y si no diezmaron al sacerdocio levítico, mucho menos al sacerdocio de Cristo que los redimió de toda maldición… El apóstol Pablo y Sila llevaron esta carta acordada por los apóstoles y los ancianos (Hechos 16:4) a muchas ciudades tales como: Siria, Cilicia, Derbe, Listra, etc. Y así las iglesias fueron confirmadas en la fe (no en la ley) (Hechos 15:41; 16:1-5).

    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO Y A NOSOTROS
    NO IMPONEROS NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    El criterio de someter a Judaizar a los gentiles quedó sepultado para siempre en aquel concilio, por el designio de Dios; Ya que la frase: “Porque ha parecido bien al ESPIRITU SANTO y a nosotros no imponeros ninguna carga” es el sello de Dios y del Hijo, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de Dios (Hechos 5:3-4) y el Espíritu de Jesucristo (Gálatas 4:6) (2 Corintios 3:17) y Jesucristo es el VERBO de DIOS igual al PADRE (Filipenses 2:6; Juan 1:1,14; 20:28; etc). Partiendo de la decisión tomada en este concilio y más aun con la aprobación del Espíritu Santo, toda sujeción que pretenda Judaizár a los gentiles queda totalmente anulada (esto incluye el diezmo y el día de reposo);..Ningun Judío diezmó por el evento de Abraham y Melquisedec, sino por la ley; todos los profetas vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley) todas las amonestaciones con respecto al diezmo fueron basadas en la ley; Nehemías y Malaquías vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley); tenían todo el derecho de reclamar los diezmos porque estaban bajo el régimen del sacerdocio levítico (la ley); La amonestación del Padre en la carta de Malaquias (Malaquias 3:7); La amonestación del Hijo a los fariseos (Mateo 23:23); fueron basadas en la ley.

    PASTOR DE ESTOS TIEMPOS APOSTATICOS
    Tú que usas Malaquías 3:9-10 ¿Guardas tú, Malaquías 4:4?. Tu que usas Nehemías 10:1-39 ¿Guardas tú Nehemías 10:29?. Tú que usas Levítico 27:30 ¿Guardas tú Levítico 19:37; 20:22?. Tú que usas Números 18:21 ¿Guardas tú Números 36:13?. Tú que usas Deuteronomio 14:22 y 26:1-19 ¿Guardas tú Deuteronomio 27:1; 27:8-10; 27:26; 28:1; 32:46-47 ?. Tú que usas 2Crónicas 31:2-21 ¿Guardas tú 2Crónicas 31:3,4 y 21?.

    Si tú que enseñas las cosas del sacerdocio Levítico (la ley) y no eres cumplidor de la ley, el que esta bajo maldición eres tú pastor, por estar sometiendo a judaizar a los gentiles, que son redimidos por la sangre de Cristo (Gálatas 2:11-14).

    TODO ESTE BREVE RECUENTO ES PARA QUITAR LA OSADIA
    a un grupo de habladores contumaces (engañadores), que se hacen llamar reverendos, y que han tenido el atrevimiento descarado, de decir y asegurar que el que no diezma, posiblemente tenga en juego la salvación de su alma… ¡Que deprimente! Y saber que están en altas posiciones, perteneciendo o dirigiendo seminarios, concilios, asociaciones pastorales, instituciones, y haciendose llamar ministros de la palabra de Dios.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DIJO:
    ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque necesario es que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! (Mateo 18:7). El apóstol Pablo en su indignación contra los judaizantes, en la carta a los Gálatas, dijo: -Mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea- (Gálatas 5:10). La mayor parte de las iglesias se mueven por el favor de los hombres ($$$$$$) (Gálatas 1:10); y no por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14); Nuestro Señor Jesucristo dijo: -Este pueblo de labios me honra, mas su corazón esta lejos de mi, pues en vano me honran teniendo como doctrina mandamientos de hombres- (Mateo 15:8-9); Esta cita fue escrita por el profeta Isaías (Isaías 29:13) y confirmada por Cristo (Marcos 7:6-13), mas aun sigue vigente hasta hoy, con mas fuerza, porque de ella pende el aupamiento de la apostasía, para dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3); Hoy en días estamos atestados de falsas doctrinas y de mandamientos de hombres en concilios y seminarios, instituciones mundiales (el catolicismo la gran babilonia), ministerios mercaderes (2 Pedro 2:2-3) etc.

    UN EJEMPLO DE JUDAIZACION
    Dios mandó que los gentiles no tienen que guardar la ley de Moisés (Hechos 21:24-25; 15:5,24,28-29), la ley de Moisés manda a no comer alimentos inmundos (Levítico 11:1-47), pero el sacerdocio de Cristo dice: “Porque todo lo que Dios creó es bueno y nada es de descecharse, si se toma con acción de gracia, porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado”(1 Timoteo 4:4-5) Vea más ejemplos del Sacerdocio de Cristo: (Marcos 7:15; 7:18-19) (Romanos 14:2-3; 14:6; 14:14-15; 14:17; 14:20-23; 15:1-2) (1 Corintios 10:25-28; 10:31-32; etc.) Pero los judaizantes anulan el mandamiento del sacerdocio de Cristo y persisten en el de la ley (sacerdocio levítico); Una denominación judaizante en este específico caso son: “los Adventistas del septimo día” Ellos prohiben alimentos tales como: (conejo, pato, cerdo, etc) basándose en la ley de Moisés; El apóstol Pablo profetizó sobre estas doctrinas, enmarcándolas en la apostasía; diciendo: -Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó , para que con acción de gracias participen de ellos los creyentes, y los que han conocido la verdad. Porque TODO lo que Dios creó es bueno, y NADA es de desecharse, SI SE TOMA CON ACCION DE GRACIAS; porque por LA PALABRA DE DIOS y por la ORACION ES SANTIFICADO.- (1 Timoteo 4:1-5). El apóstol Pablo dió muestra de un ejemplo de apostasía, de cómo los judaizantes introducen la ley al creyente gentil (la esclava persiguiendo a la libre, los judaizantes persiguiendo al redimido: (Gálatas 4:29) (ver Génesis 21:9). pues de la misma manera que este ejemplo, también lo es para el diezmo y para el día de reposo, pues ambos son de la ley….

    AUNQUE A MUCHOS PASTORES NO LES GUSTE
    o no lo quieren aceptar, o simplemente se hacen los bobos, Dios ordenó el diezmo en la ley y solo para Israel (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-8; etc.).
    No existe ninguna cita bíblica que envíe a los gentiles a diezmar, ni a guardar día de reposo, ni a guardar la ley de los alimentos inmundos, etc. Nuestro Señor Jesucristo no recibió diezmo alguno de sus discípulos ni de sus apóstoles; El ópening de la iglesia de Cristo fue el día de Pentecostés, ciento veinte galileos recibieron el Espíritu Santo, y a partir de este acontecimiento hasta el día de hoy, no hay registro alguno de que la iglesia de Cristo haya contemplado los diezmos del Sacerdocio Levítico; ningun apóstol recibió diezmo de la congregación; ni las iglesias fundadas por el apóstol Pablo y sus compañeros fueron sometidas a diezmar. No existe mandamiento alguno que envíe a los gentiles a diezmar, ni por el evento de Abraham y Melquizedec, ni por la Ley (sacerdocio Levítico) . Cada vez que se usa la Ley (sacerdocio Levítico) para someter a judaizar a los gentiles, se está apostatando de lo establecido por el Espíritu Santo y los Apóstoles en el concilio de Jerusalén (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25), y los que tales enseñan acarrean maldición para sí mismos (no las ovejas), sino el Pastor que judaiza a las ovejas (Gálatas 5:10; 1:6-9; 2:11-16) (Tito 1:10-14; 3:9) (1Timoteo 4:1).

    El APOSTOL PEDRO FUE REPRENDIDO
    porque obligaba a los gentiles a judaizar (Gálatas 2:11-14). Las iglesias de entre los gentiles, del tiempo del Apóstol Pablo fueron confirmadas en la fe (Hechos 15:30-32,41; 16:4-5); nunca fueron sometidas a judaizar (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25); El apóstol Pablo ordenó las ofrendas voluntarias en las iglesias, nunca el diezmo (1 Corintios 16:1-5);

    Nosotros no somos del Sacerdocio Levítico, sino, del Sacerdocio de Cristo quien nos redimió de toda maldicion y nos hizo libres (Gálatas 3:13)

    LA UNICA Y SOBERANA FORMA (VOLUNTARIA)
    de ofrendar en las iglesias entre los gentiles, la ordenó y generalizó el apóstol Pablo, primeramente en las iglesias de Galacias, y luego a los Corintios (1Corintios 16:1-4). También los de Macedonia y Acaya (Romanos 15:26,31) y desde entonces ha sido y es el único modelo de ofrendar en todas las iglesias de Cristo entre los gentiles. Cabe preguntarse: ¿Porqué el apóstol Pablo no aprovechó tan excelente oportunidad para hablar de los diezmos a los gentiles en: 1 de Corintios 16:1-4?… La respuesta es: “El concilio en Jerusalén” (Hechos 15:1-32) Los gentiles no deben judaizar (Gálatas 2:11-16).

    NOSOTROS ESTAMOS SEGUROS DELANTE DE DIOS
    que ningún pastor, ni evangelista, ni Apóstol, ni Maestro, ni profeta, ni obispo, ni diácono, ni anciano, cualquiera que sea, no cumple con Malaquías, ni Levítico, ni Números, ni Nehemías. ni Deuteronomio, ni 2Crónicas, ni ningún otro libro del sacerdocio Levítico; porque todos estos libros ordenan a guardar todas las leyes, preceptos y ordenanzas dadas por Moisés en el Monte Sinaí; y ninguno cumple con la Ley (Juan 7:19; Hechos 15:10. Gálatas 6:13); y no es juicioso enseñar lo que no se vive ni se hace.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO LE DIJO A LOS JUDIOS:
    “No os dio Moisés la Ley, y ninguno de vosotros cumple la Ley” (Juan 7:19); El apóstol Pablo dijo: “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la Ley” (Gálatas 6:13); El apóstol Pedro dijo: “¿Por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? (Hechos 15:10)” Es evidente que si el pueblo judío no pudo cumplir la Ley, mucho menos los gentiles. … Y si en el caso de que se tubiera que guardar los diezmos en la Ley ¿Porqué los diezmos no son llevados a Israel para ser entregados al sacerdocio Levítico, ya que, éstos, son los únicos que por heredad y mandamiento de Dios, deben recibír del pueblo los diezmos? (Números 18:21,24) (Hebreos 7:9) (2Crónicas 31:4-12) (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-7) etc.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DEJO CONSTANCIA
    de que el diezmo es de la ley (Mateo 23:23 y Hebreos 7:5). EL ESPIRITU SANTO y los Apóstoles ordenaron en el concilio de Jerusalén, que los gentiles creyentes no tienen que guardar la ley (Hechos 15:5,24,28,29 y 21:24,25). Aplicar los diezmos del sacerdocio Levítico a los gentiles, usando la ley, es someter a judaizar a los gentiles (Gálatas 2:11-14); y esto es una grave desobediencia a Dios…. “No existe ninguna cita bíblica en el Sacerdocio de Cristo que envíe a los gentiles a diezmar”.

    EN ESTE COMENTARIO HEMOS DEMOSTRADO
    que el diezmo es de la ley. Cientos de pastores, teniendo la conciencia cauterizada (como diría el apóstol Pablo) someten a judaizár a los redimidos por Cristo; el fin de los cuales será conforme a sus obras; Pero todo esto no va a detener a los judaizantes, porque la apostasía tiene que cumplirse, para luego dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3). El propósito de este comentario lleva en sí mismo una voz de alerta a los judaizantes; sabiendo que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo… También tiene por finalidad libertar, edificar y contribuír con la sana doctrina del evangelio, apollado en el fundamento de la doctrina de los apóstoles y profetas siendo la prinsipal piedra del ángulo, nuestro Señor Jesucristo. Amén.

    -Del Señor es la tierra y su plenitud-
    “Hemos sido redimidos de toda maldición” (Gálatas 3:13)
    “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia,
    entonces por demás murió Cristo” (Gálatas 2:21)

    ¡A DIOS SEA LA GLORIA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s