¿Como es posible que el orgullo?

¿Cómo es posible que el orgullo,
ponga su mano en el arado,
junto al pastor que descuidado
le dio lugar al lado suyo,
permitiendo que ese yuyo
acabe con lo que ha sembrado?

¿Cómo pensar que un hombre santo
llegue a jactarse de “su” obra,
desestimando que si cobra
en este mundo de quebranto
en el eterno no habrá tanto
pues habrá de tener sobras?

¿Cómo llegar al extremo
de confiar en su persona?
Lo he vivido, y no es broma,
desde que nací de nuevo,
¡ya no caigo en ese agujero
de serpiente que no asoma!

Mis ojos se han abierto,
me cansé de los oscuros,
entre encuentro, reunión, curso,
y un afán aventurero
me  metí tanto de lleno
que olvidé si Dios me puso.

¡Ahora veo! Ya no hay vendas,
no hay mentiras, no hay contiendas,
no hay palabras endulzadas,
ni hay intérpretes de nieblas,
¡Dios conoce mis pisadas,
y al fin veo bien Su senda!

Anuncios